Economía
Domingo 26 de Noviembre de 2017

Las Coreas de la Argentina

El gobierno en materia económica decidió ir por Corea del Centro.

En política Corea del Norte, son La Campora, los kirchneristas, las dos CTA, Quebracho y algunos grupos piqueteros. Son antisistema y rezan para que vuelva un 2001.

Corea del Sur, son los que apuntan a que no se hace el ajuste como es necesario, que el gasto público es enorme, que sobran por lo menos un millón de empleado públicos y el ajuste debe ser enérgico. Ellos sostienen que la cola al perro se le debe cortar de una sola vez y no en partes como indica el gradualismo. Agregan que si no lo haces así, más temprano que tarde el perro no dejará que lo vuelvan a operar. Señalan que hay que aprovechar la oportunidad para hacerlo ahora.

Corea del Centro es el gradualismo. Avanzan despacio como si estuviéramos caminando por un terreno minado. Mucha Obra Pública, con ministros desarrollistas, créditos, endeudamiento para no provocar una crisis y negociarlo todo.

Corea del Centro recibe entonces ataques virulentos de los dos flancos.

Comenzó todo hace unos días cuando José Luis Espert escribió: "María Eugenia Vidal es una Evita vestida de amarillo". Esta decidió repartir un bono de fin de año a los que reciben planos sociales y paso algunos miles de contratados a la planta permanente.

El senador de Cambiemos, Pinedo habla de "conservadores progresistas" y "socialismo capitalista". Se dicen desarrollistas y proponen bajar la pobreza.

Pero estaba claro que los liberales apuntaban ahora a una reforma laboral que consideran tan "lavada" que los que tendrían que salir a protestar son los empresarios de la UIA y no las dos CTA con Pablo Moyano.

La polémica entre las Coreas continua.

Desde el gobierno, Fernando Iglesias, diputado electo apunta contra los liberales y señaló: Proponen recortes draconianos del gasto social, despidos de miles de empleados públicos y amputaciones generales del Estado".

"Dicen que los resultados fueron maravillosos en otros países". Claro agrega olvidan que acá: "Hay un tercio de habitantes en la pobreza, millones que sobreviven de subsidios, un gobierno en minoría en el Congreso y enfrente un grupo que sueña con el helicóptero".

Cachanosky le apuntó: "nació un Brancatelli en Cambiemos"

Javier Milei: "defiende a los parásitos de la Corporación Política". Toda una discusión interesante pero con tres millones de pobres.

Mientras tanto, la clase media con la suba en los servicios y los jubilados, con la nueva forma para resolver los futuros aumentos llevaran la carga mayor. A las provincias les facilitarán recursos, pero a cambio habrá un seguimiento del gasto muy severo.

Habrá que reordenar el frente fiscal en los próximos años.

¿Cerrarán el grifo del gasto?

¿Podrán controlar los municipios?

Todavía, es cierto, resta saber la letra final que tomará el acuerdo . Hasta ahora, carga todo el déficit a la Nación. Macri aceptó el lastre a cambio de reorganizar el gasto en las provincias.

Hoy, lo más destacado es la reducción de ingresos brutos y sellos por 1,5 % del producto bruto interno (PBI) en cinco años.

No es algo revolucionario.

Mientras tanto, en materia financiera, el Banco Central comenzó a desinflar la enorme masa de Lebacs.

Las compañías de seguros tendrán que renunciar a tener estos títulos. Son 90.000 millones de pesos en forma directa y otros 60.000.- millones en Fondos Comunes. Tienen el 14 % de las Lebacs.

En marzo tienen que tener vendido todo.

Les van a ofrecer otros títulos, algunos de ellos atados a la productividad.

Los bancos preguntaron: ¿a nosotros nos va a tocar?

El BCRA, lo negó. Pero quedaron dudas a futuro.

No habrá nada que festejar. Las tarifas harán impacto en el humor de la gente, la suba en trenes y colectivos. Golpearán el bolsillo y subirá la inflación.

La sociedad se ajusta.

¿Cuándo lo hará el Estado?

Hay oficialmente 3.300.00.- entre nacionales, provinciales y municipales. Estudios privados dicen que hay por lo menos 400.000.- más encubiertos.

Aquí el gradualismo no existe. Nadie se anima a realizar un recorte importante. La calle todavía inspira temor.

Comentarios