San Juan 8 > Ovación

Duelo de homónimos: Diablos y Leprosos se ven las caras en Mendoza

Tanto Independiente de Avellaneda como el de Rivadavia, vienen de caer en la fecha anterior. Esta tarde el Gargantini se vestirá de gala para un encuentro que promete ser aguerrido.

El equipo de Avellaneda, que acumula tres partidos sin ganar pero se mantiene en zona de ascenso, visitará desde las 19.10 a Independiente Rivadavia de Mendoza con ánimo de revancha luego de la reciente derrota ante Atlético Tucumán.

Te puede interesar...

El partido, correspondiente a la 26ta. fecha, se jugará en el estadio "Bautista Gargantini" desde las 19.10 con arbitraje de Saúl Laverni y transimisión de la TV Pública.

El equipo de Omar De Felippe, víctima de un bajón futbolístico desde comienzo de año, no puede volver a tropezar si pretende conservar su posición de privilegio en el tercer lugar, que ocupa con 43 unidades y una diferencia de tres respecto de Atlético.

De los cuatro partidos que lleva disputados en 2014, el "Diablo" ganó apenas uno (Brown de Adrogué 2-1), empató dos (Boca Unidos de Corrientes 1-1 y Aldosivi de Mar del Plata 0-0) y perdió el restante, el miércoles pasado.

Además de la magra cosecha de puntos, lo que especialmente dejó preocupado a De Felippe y sus hinchas fue el bajo rendimiento de un equipo que ya mostraba dificultades durante la pretemporada.

Frente a ello, para recuperar el nivel de juego, el entrenador ensayó para el partido en Mendoza con un cambio de esquema y dos variantes en la formación.

El módulo táctico pasará de 4-2-3-1 a un 4-4-2 con los ingresos del defensor paraguayo Samuel Cáceres y el delantero Sebastián Penco por el mediocampista Martín Zapata y el atacante "guaraní" Adrián Fernández, respectivamente.

Así, Cáceres compartirá la zaga junto a Cristian Tula, Claudio Morel Rodríguez se desplazará al lateral iquierdo y Federico Mancuello se adelantará al carril de la misma banda.

En Independiente Rivadavia, que de ganar quedará a cuatro de su rival de mañana en la lucha por el ascenso, habrá un cambio obligado: el mediocampista Federico Guerra por el suspendido Lucas Parisi.

La "Lepra" mendocina tuvo un incio de año similar al de su homónimo de Avellaneda, pues registra una victoria, un empate y dos derrotas desde que se reanudó la competencia.

Como local, llega de perder su invicto en la temporada con la derrota en el clásico cuyano ante San Martín de San Juan (3-4) y registra una campaña de 5-6-1 en doce juegos.

El historial entre ambos equipos registra absoluta paridad con un triunfo para los de Avellaneda (4-0 en el Nacional de 1968), otro para los mendocinos (2-1 en el Nacional de 1973) y un empate (0-0 la rueda anterior en la B Nacional).