San Juan 8 > Policiales

Dos de los comercios robados este jueves, ya habían sido asaltados

Fueron a la madrugada y los ladrones ingresaron rompiendo el blíndex. En los dos casos, es el tercer hecho delictivo que afrontan los propietarios.

Marcelo Castellino tiene 50 años y es propietario de una carnicería que su padre abrió cinco años antes de que él naciera. El negocio siempre estuvo en el mismo lugar, en pleno barrio Escalante, frente al Club de Bochas. Sin embargo, nunca tuvo tantas medidas de seguridad como ahora. Es que el local, ubicado en calle Martín Zapata 2760, este jueves a la madrugada fue blanco de un robo. Delincuentes destruyeron el blíndex, ingresaron al local y se llevaron algo de dinero en efectivo que había quedado en la caja.

Te puede interesar...

“La cifra que encontraron fue mínima, la mayor pérdida económica para nosotros lo representa el blíndex. Pero sobre todo, lo que perdemos es la tranquilidad”, sostuvo Marcelo. Y recordó que en la historia del local, los tres hechos delictivos ocurrieron entre el mes de noviembre pasado y ayer. “Dos de los casos fueron robos y uno de ellos fue un asalto. La época de los hechos coincide con un momento del barrio muy complicado. En este período, asaltaron domicilios particulares y muchos negocios, no creo que se hayan dado todos juntos de manera casual”, concluyó el comerciante.

De la misma manera, se expresó Cristian Luciani, uno de los propietarios de Siscomp, cuya sucursal de Aristóbulo del Valle al 6200 también fue asaltada este jueves. Los delincuentes cortaron el enrejado que cubre la vidriera, rompieron el vidrio y se llevaron mercadería por una suma cercana a los 30 mil pesos, entre televisores, una Playstation, una notebook y una computadora All In One.

“El seguro cubre una parte pero no todo. Ahora estamos pensando en poner una chapa ciega a la noche, para que no puedan entrar, pero aún así queda la sensación que de que ninguna medida que uno pueda tomar alcanza para prevenir este tipo de caso”, dijo Cristian, y recordó un robo anterior y también un asalto previo, ocurrido en agosto pasado, por el cual cuatro clientes fueron encerrados en el baño y amenazados con armas.