San Juan 8 > País

Difundieron un video sobre el choque de trenes en Castelar

Se trata de una filmación en la que el motorman quedaría comprometido tras ignorar cuatro advertencias luminosas. Se habría retirado de la cabina antes del choque.


Te puede interesar...

El juez que investiga el choque de trenes de Castelar, Jorge Rodríguez, ya tiene en su poder el video que captó la cámara de la locomotora del Chapa 01 en los minutos previos al accidente que provocó tres muertes y más de 300 heridos.

La cinta, a la que accedió Infobae, registra el trayecto de la máquina entre la estación Morón y el punto de impacto, el kilómetro 21,80 de la vía ascendente del Ferrocarril Sarmiento, a 800 metros de Castelar.

De acuerdo a un informe pericial aportado a la investigación, las imágenes demostrarían una serie de errores de Daniel López, el motorman que manejaba la formación que impactó a otra desde atrás.

Sin embargo, López declaró que activó los frenos pero no respondieron y ahora el juez deberá analizar todas las pruebas para determinar qué fue lo que realmente sucedió. El chofer está imputado, en libertad, a la espera de que la Justicia defina en los próximos días su situación procesal.

El recorrido registrado por la cámara es de 1200 metros, durante el cual el tren alcanza una velocidad máxima de entre 61 y 64 kilómetros por hora en el momento de la colisión. El velocímetro que se observa en el video es una animación digital confeccionada en base a la información que se extrajo del GPS de la locomotora.

Siempre según lo que consta en el expediente, en el video se puede ver que el tren cruzó una señal amarilla, una apagada y dos en rojo. De acuerdo al reglamento interno técnico, los conductores están obligados a aminorar la velocidad ante una señal amarilla y detenerse completamente ante una luz apagada o roja.

También se escucha en la filmación 8 pitidos correspondientes al sistema de seguridad “hombre vivo”. Este mecanismo requiere una respuesta inmediata del conductor del tren pisando un pedal, caso contrario el tren frena automáticamente.

La alarma “hombre vivo” se habría activado automáticamente cada seis segundos y el motorman habría respondido siempre. Esta prueba descartaría las hipótesis que señalaban que el motorman se había dormido o había tenido algún otro tipo de inconveniente físico que le impidió detener la marcha.

fuente: infobae