San Juan 8 > Mundo

Descubrieron que el ajedrez tiene propiedades curativas

No es que sea un juego milagroso, pero no deja de causar asombro su capacidad para mejorar la vida de las personas, como los mayores y quienes tienen algún tipo de adicción. Además, genera grandes beneficios para quienes los practican desde chicos.

El ajedrez no sólo es un deporte que puede brindar muchas horas de diversión, también puede ser una actividad que sirva para desarrollar la mente e incluso para mejorar la salud a largo plazo. Recientes estudios sugieren que la práctica del ajedrez puede contribuir a la mejora del rendimiento cognitivo, sobre todo en personas mayores de edad y quienes tienen algún tipo de adicción.

Te puede interesar...

En diferentes comunidades terapéuticas se busca realizar talleres con el objetivo de rehabilitar cognitivamente a través del ajedrez a quienes padecen deterioro intelectual por el abuso prolongado de sustancias. Está comprobado que su juego genera en la mente humana diversas acciones que ayudan a mejorar en todos los sentidos. Algunos centros brindan cursos presenciales y por Internet que permiten acercar esta actividad a grupos de personas que deben fomentar el desarrollo de sus mentes. El caso más claro son los niños pequeños y adolescentes, pero también se usa en mayores desempleados y personas privadas de su libertad.  

Gracias al ajedrez nuestra mente se mantendrá ágil y lo hará durante toda nuestra vida. Una investigación relacionada con el ajedrez y la mente, desarrollada en el Hospital Universitario de Valencia, España, así lo determina. En el estudio se incluyeron a 120 personas entre 57 y 87 años, que fueron divididos en dos grupos de 60. A los integrantes del primer grupo se les brindó un curso de ajedrez durante un año. Los del segundo realizaron, durante ese año, otras actividades que exigían poco desgaste mental.

Los resultados fueron claros: el segundo grupo no experimentó ninguna mejoría en su rendimiento cerebral, sin embargo, el primer grupo, que practicó esta disciplina,  contó con un 65% de sus integrantes que dieron resultados positivos, algunos de ellos verdaderamente espectaculares: mejoraron sus funciones visioespaciales y su rapidez mental y, en general, eran menos lentos a la hora de procesar la información que recibían.

Como es lógico, todas estas mejoras pueden ser aplicadas a muchas actividades cotidianas de la vida, mejorando la calidad de ésta. Además, las personas que realizaron el curso reconocieron sentirse más autónomos y menos dependientes de terceras personas, como sus hijos o cuidadores.

Destacados en la materia y autores de varios estudios confirman que este “juego mágico” tiene ventajas increíbles para quienes lo practiquen. Así es que permite: ejercitar ambos hemisferios cerebrales, mejorar la creatividad, elevar el coeficiente intelectual, prevenir enfermedades degenerativas como la demencia o el Alzheimer, potenciar la memoria, incrementar la capacidad lectora, facilitar la concentración, y hasta enseña a planificar y hacer previsiones ante cada nueva partida del juego o de la vida.

Practicar ajedrez, la lectura, o hasta ir al cine, ayuda a cultivar la mente, y esto les dará grandes beneficios.

Fuente: entremujeres