"
San Juan 8 > Espectáculos

Dejó a muchos con la boca abierta

 Embed      

La última producción fotográfica protagonizada por Irina Shayk se convirtió en tan solo unos minutos en el tema más destacado del mundillo del glamour y es que si bien sus sugerentes poses se habían convertido en una costumbre, la forma en la que la modelo rusa quiso darle los buenos días a sus fans dejó a muchos con la boca abierta.

Consciente de que posee unas medidas envidiables, Irina no dudó en posar con poquita ropa para mostrar la figura con la que logró alcanzar el éxito, consigna [%(link0)]ElMundo.es.

Te puede interesar...

Su actitud de femme-fatale lo dice todo. En la fotografía, compartida en Instagram por Vmagazine, Irina aparece de espaldas con el pelo mojado y llevando como única prenda una tanga blanca que ella misma levanta con una mano, mientras que con la otra sostiene uno de sus senos. Una escena más que provocativa retratada en un bello entorno caracterizado por un lago lleno de vegetación.

Esta es la foto "para el infarto":