San Juan 8 > conductores

Declararon los conductores que provocaron la muerte del nene de 8 años

Se trata de Walter Sigalat quien se hizo responsable de la tragedia, y Diego Pérez quien con su auto atropelló al Alejo Benjamín Silva.

En la audiencia de formalización por el caso de la muerte del pequeño Alejo Benjamín Silva, quien murió atropellado el pasado 10 de junio, Walter Sigalat uno de los conductores que protagonizó la colisión que provocó la tragedia se hizo responsable del todo.

Sigalat declaró ante el juez e indicó que ese día condujo en estado de ebriedad, en contramano y sin luces. Lo hacía por calle Santa Rosa y al llegar cruce con Félix Aguilar cruzó sin notar que otro auto cruzaba la intersección. Pérez, por su parte, contó que al momento de cruzar miraba para la dirección que indicaba la calle sin notar que Sigalat venía en contramano.

La Justicia dictó prisión preventiva por cuatro meses para Walter Sigalat, la misma será cumplida en la comisaría donde se encuentra detenido. En tanto, Diego Pérez quedó en libertado pero deberá presentarse una vez al mes en la comisaría. La investigación penal preparatoria será de 6 meses.

La caratula de la causa que terminó con la vida de Alejo Benjamín Silva, de 8 años, es homicidio quíntuplemente agravado por manejar en contramano, alcoholizado, sin luz e intentar huir del lugar. Mientras que para Pérez, la caratula es homicidio agravado por conducir en estado de ebriedad y sin licencia.

Alejo Benjamín Silva, venía junto a su familia de celebrar el triunfo de la Argentina en la Copa América. En la intersección de calles Santa Rosa y Félix Aguilar esperaba para cruzar la calle cuando la muerte lo sorprendió.

De acuerdo, a lo que informó personal de la Unidad de Flagrancia de Investigaciones (UFI) Nº4, Sigalat conducía un Renault Clío en contramano por calle Santa Rosa antes de la esquina Félix Aguilar y chocó a otro auto que perdió el control y se fue hacia la vereda.

Diego Pérez, estaba arriba de un Ford Taunus que no pudo maniobrar e impactó con el niño que estaba junto a su padre. Mientras el papá y un vecino intentaban auxiliar al pequeño identificado como Alejo Benjamín Silva, el conductor que provocó la tragedia, Walter Exequiel Sigalat, intentó escapar.

Según los primeros testimonios, el joven que transitaba en contramano se intentó fugar de la escena pero un desperfecto mecánico y la ayuda de los vecinos que festejaban el triunfo de Argenita lo impidieron. Paralelamente, la familia del niño lo subió a una movilidad particular y lo llevó hasta el Centro de Salud, René Favaloro donde constataron el fallecimiento.