San Juan 8 > País

Cristina envió un proyecto de ley al Congreso para pagarle en Argentina a los bonistas

La mandataria anunció la medida por Cadena Nacional, en su discurso aseguró que "debido a la obstrucción del juez Griesa", se decidió pagar la deuda en el país. Crearán un fideicomiso para que ningún presidente pueda tocar estos fondos.

Por cadena nacional, la presidenta Cristina Kirchner anunció este martes "al pueblo argentino" que el Poder Ejecutivo enviará una ley al Congreso de "pago soberano local de la deuda externa argentina".

Te puede interesar...

La mandataria sostuvo que "Argentina respetará los canjes de su deuda hechos en 2005 y 2010 y bajo esos términos   propondrá ingresar a los tenedores de bonos que no aceptaron estas reestructuraciones".

"El Banco Central garantizará el pago a los servicios de deuda en base a los convenios de 2005 y 2010. Se autoriza al ministerio de Economía a pagar los fondos del fideicomiso donde serán mantenidos a la espera de ser cobrados por los acreedores", anunció la mantadaria.

La jefa de Estado informó que el artículo 2 del proyecto de ley apunta a "implementar instrumentos legales que permitan el cobro de los servicios correspondientes al 100 por ciento de los títulos públicos".

La propuesta legislativa incluye la creación de un fideicomiso en el Banco Central que administrará los fondos depositados para el pago de deuda, como una de las iniciativas del proyecto de ley de pago soberano local de la deuda externa, que el Ejecutivo enviará al Congreso.

Sostuvo que la creación del "fideicomiso con fines específicos determinados por ley, la única aplicación que se le puede dar a esos recursos son los establecidos por la propia ley que crea el fideicomiso" por lo que "nadie podrá tocar (esos fondos), porque son de nuestros acreedores".

Además, el proyecto autoriza al Ministerio de Economía a "remover al banco de Nueva York como agente de pago de bonos de acreedores", y designar "en su lugar a Nación Fidecomiso".

En este sentido, la Presidenta aclaró que los tenedores de bonos que adhirieron a las reestructuraciones de deuda en 2005 y 2010, "podrán elegir un fideicomiso tal como lo establece sus derechos".