San Juan 8 > Información General

Crece la pelea entre el oficialismo y la oposición por el tipo de cambio monetario

El dólar "blue" rozó los $10 en las cuevas para cerrar a $9,88, mientras que el oficial se mantuvo en $5,17. Boudou resaltó que en la última década la moneda "no sufrió problemas".

La disparada del dólar paralelo, que arañó ayer los 10 pesos, acrecentó el debate entre referentes del oficialismo y de la oposición sobre el rumbo económico y el impacto de esta nueva escalada del billete estadounidense en la vida cotidiana de la población.

Te puede interesar...

La sostenida alza del dólar paralelo hizo surgir versiones sobre una nueva cumbre realizada en Olivos encabezada por la presidenta Cristina Fernández, en la cual habrían participado funcionarios del área de Economía para seguir monitoreando la tensa situación. Pero avanzada la tarde fuentes oficiosas desmitieron los rumores.

El dólar "blue" rozó los 10 pesos para cerrar a 9,88 pesos, otra marca histórica que significó un alza de 25 centavos y alcanzó una brecha del 91,1 por ciento con el valor oficial, en una jornada cargada de nerviosismo y fuerte crecimiento de la demanda. En el mercado oficial, la operatoria fue casi nula, y el dólar se mantuvo a 5,15 pesos para la compra y 5,20 para la venta.

Para el vicepresidente Amado Boudou, el dólar "blue" es "una cuestión muy marginal y especulativa que tiene que ver con no más de 100 mil o 200 mil" personas, y consideró que el tipo de cambio oficial "no ha sufrido problemas" en la última década en la Argentina.

En similares términos se expresó el diputado Carlos Heller, del frente Nuevo Encuentro y aliado al kirchnerismo, quien dijo que "el mercado del dólar paralelo es marginal e ilegal" y fustigó a sus colegas economistas que reclaman al gobierno que impulse una devaluación. "Si acá hubiera una devaluación, todo lo que se importa costaría más. Las devaluaciones lo que hacen es depreciar el valor de los salarios y postergar a los sectores más retrasados de la sociedad", recordó.

"Entonces, no se puede estar a favor de la devaluación y ser crítico y decir que hay inflación. No se le puede mentir a la gente", sostuvo Heller.

En cambio, el extitular del Banco Central (BCRA), Martín Redrado, consideró que el dólar informal sube por "las equivocaciones e improvisaciones" del gobierno en la economía, mientras que el presidente del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, volvió ayer a insistir en que Argentina padece un retraso cambiario "insostenible".

Según Redrado, esta situación, "sumada al incremento de costos en moneda extranjera, lleva a una disminución del saldo comercial. Y eso genera una situación inédita en los últimos años: a la Argentina le faltan dólares y le sobran pesos, producto del cortoplacismo e improvisación del gobierno en el terreno económico y social".

Sturzenegger advirtió que el atraso cambiario que sufre la Argentina, "no va a ser sostenible" y generará una "industria devastada", por lo cual estimó necesaria una fuerte devaluación.

"El kirchnerismo solo se está poniendo en una trampa, donde en algún momento va a tener que hacer algo, porque este atraso cambiario no va a ser sostenible. Si se siguiera con esta trayectoria dos años más, vamos a terminar con un país con la industria devastada", alertó.

Sturzenegger sostuvo ayer que el país perdió "entre el 30 por ciento y el 40 por ciento de su competitividad en los últimos tres o cuatro años", a raíz del retraso en el tipo de cambio. Según el funcionario, "en las economías que se hacen menos productivas, la única manera de mantenerlas competitivas es ajustando el tipo de cambio".

Brasil no ayuda

La producción industrial de Brasil en marzo subió casi la mitad de lo que esperaban los analistas, lo que sugiere que hay una recuperación aún débil en el golpeado sector manufacturero. La producción industrial subió un 0,7 por ciento en marzo en la comparación con febrero, informó ayer el organismo estadístico de ese país.