San Juan 8

Condenaron al mozo que le mostró las partes íntimas a un niño en el baño de un café

Lucas Guillermo Hirmas, fue condenando 1 año de condena de ejecución condicional. El caso ocurrió en abril y la víctima tenía 11 años.

Lucas Guillermo Hirmas, el mozo que trabajaba en un café y le mostró las partes íntimas a un niño de 11 años fue condenado a 1 año de ejecución condicional. El caso salió a la luz en abril del 2021 cuando el pequeño le contó a su madre lo que el hombre le había hecho en el baño.

La víctima, junto a su madre y su hermano menor, había ido a un café ubicado en calle Ignacio de la Roza y Del Bono. En un momento, los tres van a lavarse las manos al baño del centro comercial en donde está ubicado el café, la mujer ingresa con su hijo menor al baño de damas y el niño de 11 lo hace al de caballeros. A la vez, Hirmas también ingresa al baño.

Cuando el chico terminó de lavar sus manos, salió del sanitario de caballeros y se quedó en la puerta del baño de damas a esperar a su madre y hermano. En ese momento, el imputado iba saliendo del baño de hombres, se frenó en la puerta del mismo, el cual se encuentra frente al de mujeres, se bajó los pantalones, el calzoncillo y dirigiéndose al niño le dijo “mirá” y le mostró su cola. Luego, se subió la ropa, camino hacia las escaleras que comunican el subsuelo con la planta baja del Alto del Bono Shopping y, antes de subir las mismas, volvió a bajarse los pantalones, el calzoncillo y le mostró su cola nuevamente al niño y le volvió a decir “mira”. Después de eso, Hirmas subió las escaleras, regresando hacia supuesto de trabajo. La Sra. N.P al salir del baño, observa a su hijo A.P.E nervioso y asustado, y el niño le dijo “este hombre está loco”, haciendo referencia a Hirmas. Su madre lo miro y no le dijo nada.

Una vez sentados en la mesa del referido café, el niño le contó a su progenitora lo que le había sucedido. Fue ahí cuando se acerca el mozo que los estaba atendiendo y la señora le cuenta lo ocurrido. Este, sorprendido le pregunta al niño si sabía quién era y el niño se para y señala a la persona que se encontraba en la máquina de café. A lo que el mozo refiere, que esa persona sería el cafetero del lugar.

Con posterioridad, el progenitor del niño quien momentos antes arribaba al café, y luego de haber tomado conocimiento de lo sucedido, llamó al 911 y efectivos de la comisaría 28 procedieron a la aprehensión in fraganti de Hirmas.