San Juan 8 > Ovación

Con perfume de gol

Palpitando el clásico que se jugará el domingo, Ovación convocó a dos reconocidas periodistas de nuestro medio. Luciana Trincheri hincha de Colón y Alejandra Pautasso de Unión, maquillaron la previa.

Mariano Cassanello

ovacion@unosantafe.com.ar

Te puede interesar...

El clásico se vive, en las calles, las oficinas, las escuelas, cualquier ámbito de trabajo, no es indiferente al partido que divide a la ciudad y que atrapa por 90 minutos la atención de la gente. Y la intensidad que provoca este partido no conoce distinción de género, porque tantos hombres como mujeres lo viven con la misma expectativa.

En este caso la rivalidad se trasladó a los medios de comunicación, con dos mujeres que comparten el mismo programa (Santa Fe directo por canal 13) y que además trabajan en el LT 10. Luciana Trincheri hincha de Colón y Alejandra Pautasso fanática de Unión , tienen una excelente relación pero a la hora de ponerse las camisetas, la rivalidad va en aumento y las cargadas están a la orden del día.

Cuando se las convocó para esta producción de inmediato dieron su aprobación y esto tiene que ver con la muy buena onda que existe entre ellas, que se vio reflejada en la sesión de fotos a la que se prestaron con mucha naturalidad y que tuvo varios testigos, dado que se llevó a cabo en los estudios de LT 10 y en el patio de la Universidad.

Luego de posar, las chicas charlaron con Ovación y allí contaron sus anécdotas acerca de los clásicos, los motivos por los cuales se hicieron hinchas, aquellos jugadores que quedaron en el recuerdo y también opinaron sobre el partido que se jugará en una semana.

—¿Porqué hincha de Unión?

—AP: Porque mi viejo es de Unión, existe una particularidad y es que mis dos abuelos pateros eran hinchas de Colón, pero mi papá cuando se casó se mudó a barrio Barranquitas a muy pocas cuadras del club, de hecho a mi mamá la conoció en un baile en el club Unión, por lo cual no podía ser de otro equipo. Mis tres hermanos varones y yo somos de Unión, mi infancia estuvo muy ligada al club porque los acompañaba a ellos a la escuelita de fútbol y ahí me fui enganchando sobre todo después del 89 cuando ascendimos que reafirmó esa pasión.

—¿Y a la cancha cuando comenzaste a ir?

—AP: Desde los 15 o 16 años cuando iba con mi viejo a la popular, generalmente a la tribuna de Cándido Pujato, ahora voy a platea, fui a la redonda, también a la tribuna de la Bomba, es decir fui a los cuatro costados de lade la cancha. Empecé a ir con mi viejo, después con mis amigos de la facultad y aún coincidimos con ellos en ese espacio y con amigos de la profesión.

—¿Porqué te hiciste de Colón?

—LT: Mi papá es hincha de Colón, él vino de Sunchales, se hizo hincha cuando vino a Santa Fe a estudiar Derecho y de chiquita empecé a ir a la cancha, con mi viejo y mi hermano, a mí me encantaba, la primera vez fue a los cinco o seis años , en realidad corría por los pasillos, comía choripanes, estaba con mi viejo que iba a la platea oeste y fui durante muchos años. Después ya de más grande, no estaba de moda que las mujeres vayan a la cancha, entonces mi mamá me dijo “no vas más porque es un lugar de hombres” y volví a los 16 o 17 años cuando ya existía una moda que las mujeres volvían a la cancha, y en consecuencia iba con amigas. Al principio nos ubicábamos en la platea oeste, después pasamos a la popular con mis amigas y cuando construyeron la platea este con los chicos de la facultada, amigos y familiares nos instalamos ahí. Ahora no voy porque me enojaba mucho, y en casa me decían “no podés volver así”, encima no te desenchufás rápido cuando venís de la cancha, pero a veces cuando puedo vuelvo.

—¿Presenciaron varios clásicos?

—AP: Como iba a la popular a mí los clásicos siempre me dieron miedo, de visitante nunca fui, y de local recién me animé a ir el año pasado (Clausura 2012 cuando empataron 2-2) a los 37 años, fue la primera vez que fui tranquila a presenciar un clásico y porque tenía platea, sino no hubiese concurrido. Me preocupa mucho la violencia y uno se siente demasiado frágil en un espectáculo con tanta gente y sobre todo en una tribuna popular.

—LT: A partir del año 97 empecé a ir a los clásicos, de más chica imposible, de los últimos fui a todos, siempre de local, de todos modos creo que hace muchos años fui a un clásico de visitante que me llevó mi actual marido (hincha de Unión) pero siempre estaba ese miedo, sobre todo al ser mujer. Al último lo tengo muy presente (risas).

—¿Algún clásico que recuerden?

—LT: Tuve uno que fue regalo de cumpleaños, con el gol de Agoglia (Apertura 1997 ganó Colón 2-1 en el último minuto) que fue un día antes de mi cumpleaños y que lo tengo guardado en el corazón. Y también el último (Inicial 2012 se impuso Colón 2-0) que fue la alegría más reciente para los colonistas, y además porque fue un festejo especial, entramos a la cancha, perdí el carnet en los festejos.

—AP: Al día de hoy cuando estoy bajoneada y últimamente sucede bastante (risas) busco los videos del Madelonazo (en el año 1989 cuando Unión ascendió a Primera y dejó a Colón en la “B” Nacional) y el Papá del Siglo (Apertura 1999 Unión ganó 2-0), pero sobre todo el del 89. Yo en ese momento era adolescente y lo vi en casa por la tele, después salimos a festejar con mis hermanos, fue un momento histórico. Nadie lo podrá olvidar, fueron situaciones que no se van a volver a repetir. Hubiera dado cualquier cosa por estar en ese momento en la cancha, el golazo de Madelón para ascender ante los primos fue verdaderamente maravilloso.

—¿Se animan a arriesgar un resultado para el domingo?

—AP: Vamos a tener revancha, ganamos 2-0, uno de los goles ojalá que lo convierta el Coto (Correa) porque se lo merece, tiene que repetir como el último clásico de local. Y el segundo espero que lo anote algún chico formado en el club como el caso de Nicolás Bruna, de los pibes que la vienen remando desde hace varios meses.

—LT: No voy a arriesgar un resultado por cábala, la última vez que lo hice (perdió Colón en el Apertura 2011) con nombres y todo me lo pasaron 80 veces en mi trabajo, en la tele, lo subieron a youtube. Por eso no voy a arriesgar más, voy a esperar sentada mirando el clásico con gente amiga y que sea lo que Dios quiera.