San Juan 8 > Información General

Cómo funcionará el sistema de botón antipánico en la práctica

Esta semana llegaron los primeros dispositivos a Santa Fe. Serán puestos a disposición de la Justicia para los casos de violencia de género en los cuales sea necesario brindar mayor protección a las víctimas.

En sólo 48 horas, en plena Semana Santa, la ciudad de Santa Fe ocupó decenas de titulares en todo el país por tres casos de mujeres quemadas (una de las cuales falleció días después). Muchos referentes en la lucha contra la violencia de género se movilizaron en forma inmediata, no sólo para repudiar los hechos, sino también para brindar asistencia a las víctimas.

Te puede interesar...

El trágico escenario que se presentó en un fin de semana requirió inmediatez en la toma de decisiones ejecutivas en el ámbito municipal. Fue así que, escasos días más tarde, la secretaria de Gobierno local, Adriana Molina, anunciaba que –además de ofrecer asesoramiento legal y acompañamiento psicológico a estas mujeres– se había definido la compra de botones antipánico o de alerta en el corto plazo, con la intención de poner el sistema a disposición de la Justicia como un elemento de seguridad y defensa para las víctimas.

Diario UNO anticipó en sus páginas esa misma semana, la primera de abril, que en junio podría estar en marcha la aplicación del software necesario y el uso de los dispositivos mencionados. Los tiempos dependían de la celeridad con la cual los proveedores cumplieran con el envío de lo comprado.

En los días siguientes la Municipalidad de Santa Fe concretó la compra y el jueves pasado presentó ante la prensa las características de estos botones, información que también había anticipado el matutino en otra edición a mediados de abril.

En esta primera etapa de implementación, el municipio adquirió la licencia legal del programa requerido para monitoreo de un sistema de estas características y 10 botones para llevar adelante la prevención de situaciones de violencia familiar y de género.

Se trata de una herramienta móvil que funciona a batería y consta de un dispositivo electrónico de almacenamiento (SIM Card). Este botón envía, al igual que un teléfono móvil, mensajes de alerta que son recibidos en el Centro de Monitoreo por el programa que permite el monitoreo de eventos.

Por su parte, el usuario del botón de alerta tendrá a su disposición el dispositivo y un cargador de batería que lo abastece para su funcionamiento por tres o cuatro días sin necesidad de recarga. Cuando la alarma sea pulsada se activará en la sala de monitoreo una señal digital y sonora que notificará al monitoreador del evento en cauce.

En ese mismo momento, el personal de guardia tiene acceso a información detallada sobre el usuario y puede entablar comunicación con el dispositivo, para realizar incluso una escucha a través del sistema de audio ambiental.

Esto permite indagar acerca del estado de situación y grabar la información que es confidencial y servirá de prueba judicial, si así se requiriese. En base a esta información, se avisa a la central de atención de emergencia 911 y se gestiona asistencia policial, que acude al lugar en el momento.

A tiempo

“Con el botón antipánico, las víctimas de violencia de género podrán ser visualizadas desde el Centro de Monitoreo municipal”, expresó la secretaria de Gobierno, antes de recalcar una vez más el funcionamiento del sistema: “Son dispositivos físicamente similares a los que activan la alarma de un auto, con los cuales ante una situación de posible agresión o cuando una pareja o ex pareja viole la orden de restricción, la víctima puede activarlo y sonará en el Centro de Monitoreo, que está en permanente contacto con el 911, con la Policía de la provincia”.

La funcionaria municipal aclaró: “En muchos casos, se definen medidas de restricción hacia los agresores de estas mujeres. Lo que sucede es que, aun con esas medidas, muchas veces los agresores se acercan a las víctimas y cuando éstas se comunican con la policía ya ocurrió un nuevo daño. Al entregarles un botón antipánico es posible brindarles mayor protección”.