A UN CLICK

Cómo darte cuenta cuando una persona es mala y tóxica

Sin dudas que una de las personalidades más dañinas e invasivas son aquellas personas tóxicas. Es que poco a poco logran ocupar un espacio importante en un grupo o relación y logran "contaminar" ese círculo con sus actitudes un tanto extrañas.
Acá repasamos 12 consejos para identificarlas.
Tiene segundas intenciones
Si esta persona de repente es amable contigo no creas que ha cambiado su vida para mejor. Las personas emocionalmente vulnerables son los mejores objetivos, y es fácil consolarlas para ganar su confianza, que después se puede usar con otros fines.
Niega la realidad
Vive en un mundo diferente al tuyo, lo que siempre causará fricción entre ustedes, ya que ve las cosas distorsionadas. Aunque tú conozcas la verdad, esa persona solo ve sus propias interpretaciones falsas.

Miente cada dos por tres
Aunque normalmente miente para conseguir lo que quiere, es posible que también lo haga sólo por diversión. Para esa persona los demás son prescindibles y no le importa hacer daño a alguien por el camino.
Se callan información importante
Esta persona no sólo se guarda detalles importantes, sino que, si la descubres, sin ningún esfuerzo se quita culpa para echártela a ti por no confiar en ella.

Tergiversa la verdad
No te sorprendas si esta persona tergiversa la verdad, se ahorra ciertos detalles, o se inventa historias al contarte algo para su propio beneficio.

Viven varias vidas
Dado que esta persona nunca es honesta, no te sorprendas si tienes una impresión distinta a la de los demás sobre ella. La gente mala es camaleónica, y constantemente se adaptan a su entorno social para alcanzar sus metas.

Te roba tu tiempo
La gente mala cree que es divertido causar contratiempos en las vidas de los demás. Esto puede incluir distraerte, hacerte enfadar para que no puedas trabajar o hablar contigo constantemente cuando sabe que tienes cosas mejores que hacer. Quiere verte fracasar para sentirse mejor por sus propios logros.

No tiene remordimientos
La gente mala suele aferrarse a personas amables de las que es fácil aprovecharse. En su mente siempre está calculando cuáles son las mejores jugadas. Pueden arruinar la vida de alguien sin pestañear.

Engaña a la gente a su alrededor
Esta persona sabe cómo decir las cosas de forma que sientas incomodidad, estupidez u odio. Todas las interacciones que tiene con los demás tienen el fin de conseguir sus propias metas egoístas y manipular tus emociones es uno de los métodos que emplea para controlarte.

Necesita tener el control
Estas personas son posesivas y hacen que sientas que no tienes ningún control sobre tu vida.

Usa la manipulación
Si crees que tú eres inteligente, una mala persona te saca ventaja. Una persona así es fría y calculadora, y nunca se les pilla con la guardia baja.

Evita responsabilidades
Una persona mala carece de moralidad, no ve ningún problema en hacer lo que le place. Cuando ve que puede tener problemas le pasa el marrón a otra persona y pone a los demás en contra de aquel que se le haya enfrentado.