San Juan 8 > Mundo

Comenzaron los trabajos de salvataje en la zona afectada por el terremoto

China arrancó una jornada dolorosa luego de sufrir la pérdida de más de un centenar de personas que quedaron bajo los escombros.

El primer ministro de China, Li Keqiang, viajó hoy a la zona devastada por un sismo de 6,5 grados de intensidad que sacudió regiones de la provincia suroccidental de Yunnan para liderar los trabajos de salvamento. Según se informó, el jefe de Gobierno se dirigió a las áreas más afectadas por ese terremoto ocurrido en la tarde de ayer luego de llegar a Yunnan procedente de esta capital y desde la nave llamó a priorizar el rescate de las víctimas.

Te puede interesar...

No hay tiempo que perder, expresó Li a funcionarios del gobierno central y del Ejército Popular de Liberación durante una reunión sostenida en el avión, informó la agencia estatal Xinhua.

La prioridad, subrayó es buscar a los desaparecidos y rescatar a quienes se encuentran debajo de los escombros. "No podemos cejar hasta el último minuto", aseveró, luego de llamar a la cautela para evitar desastres secundarios que provoquen más víctimas.

Un parte actualizado de las víctimas dio a conocer que 398 personas murieron y tres permanecen desaparecidas, mientras los heridos sobrepasan los mil 800.

Las autoridades califican la sacudida telúrica de ayer como la peor ocurrida en esa región en 100 años.

Más de un millón de personas en las ciudades de Zhaotong y Qujing han sido damnificadas por el fuerte terremoto y 230 mil de ellas fueron evacuadas.

Los estimados oficiales indican que casi 80 mil viviendas quedaron destruidas y 124 mil se encuentran seriamente dañadas.

Miles de policías, bomberos, soldados y rescatistas llevan a cabo una carrera contra reloj, en medio de condiciones climáticas adversas con lluvias, constantes réplicas sísmicas y aludes de rocas y lodo que impiden la llegada de la ayuda a algunas zonas, necesitadas de alimentos y medicinas.

Tormentas y más lluvias son pronosticadas para los próximos cuatro días en el condado de Ludian, el más dañado por el sismo, con temperaturas que podrían bajar hasta los 17 grados centígrado en las noches.

Los equipos de salvamento evacuan también a residentes amenazados por las aguas contenidas en un lago creado por los deslizamientos de tierra en la aldea Jiangbian, en el condado de Huize, que ya inundó una veintena de viviendas.

Periodistas de la agencia informativa Xinhua dijeron que muchos sobrevivientes esperan en las carreteras enlodadas por la llegada de ayuda, mientras los médicos se quejan de las pobres condiciones para realizar operaciones de emergencia cuando cada vez llegan más heridos.

Galenos consultados por la agencia de noticias señalaron que cada vez reciben más heridos críticos, pero no pueden realizar operaciones porque en las tiendas de campaña en las que están carecen de condiciones para tratar hemorragias craneanas, entre otras.

El sismo del domingo ha provocado una movilización nacional de equipos especializados ayudados de perros enfrenados y detectores, helicópteros y aviones para trasladar la ayuda, junto a miles de policías, militares y reservistas que prestan ayuda.