San Juan 8 > País

Clínicas y sanatorios privados no atenderán pacientes de prepagas

La medida de fuerza es de alcance nacional y está prevista para el próximo miércoles y jueves. Buscan que el Estado autorice el aumento tarifario en la cuota de los afiliados.

Las clínicas y sanatorios privados tomaron una determinación con la que siempre amagaron, pero que ahora sostienen que, a menos que encuentren un gesto del Gobierno, será inamovible. Es decir, anunciaron un paro por 48 horas en los servicios que ofrecen a los clientes de las prepagas. El miércoles y jueves próximos cortarán la atención para reclamar la intervención oficial en la disputa que mantienen con las empresas de medicina privada a las que solicitan una suba de 26% en sus aranceles, el mismo porcentaje que se acaba de acordar como mejora en los salarios de los trabajadores de Sanidad.

Te puede interesar...

“A menos que haya una señal antes de esa fecha, la alternativa del paro está firme”, sostuvo Angel Ghilardoni, vicepresidente de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (Adecra).

Según explicó Ghilardoni, el mayor inconveniente lo tienen con las prepagas. Es que para poder otorgar esa suba del 26% a las clínicas y sanatorios, deben primero encarecer las cuotas de sus afiliados. Para esto, sin embargo, deben lograr, por ley, el aval de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS).

En el caso del PAMI, por ejemplo, se firmó a comienzos de esta semana una recomposición de las tarifas que reciben los prestadores, que alcanzó en un 26%, por lo que los afiliados a esa obra social no sufrirán los efectos del paro.

Lo mismo ocurrirá con la gran mayoría de las obras sociales.

Con algunas ya se acordaron subas de entre el 23% y el 26%, dependiendo de cada caso. Incluso, con otras se impuso un desdoblamiento de los incrementos. “Lo importante en estos casos es que se ve un movimiento en las negociaciones e incluso en su mayor parte ya se alcanzaron acuerdos. Pero el problema con las prepagas es que están atadas a la voluntad del Gobierno”, dijo Ghilardoni.

Cronista Comercial