San Juan 8 > Información General

Ciancio admitió que estudian subir las tarifas de la energía eléctrica

El ministro de Servicios Públicos de la provincia, Antonio Ciancio, no descartó ajustar el precio de la EPE. El funcionario consideró que los cortes de luz “no son tantos”, pero reconoció que “hablar de costos siempre es irritante.

El gobierno provincial no descarta volver a aumentar las tarifas de la luz en función del incremento que registren los salarios y la inflación de costos de los insumos que utiliza la Empresa Provincial de la Energía (EPE). Así lo expresó el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, quien ayer agitó los ánimos de los usuarios cuando —en medio de los incesantes cortes de electricidad— volvió a instalar la posibilidad de una nueva suba.

Te puede interesar...

En diálogo con un medio de la capital provincial, Ciancio no descartó que se puedan producir aumentos en la tarifa eléctrica. Pero luego, consultado sobre ese tema por UNO Medios, el funcionario aseguró: “No dije que vamos a aumentar la tarifa, ni que no lo haríamos, dije que habrá que ver”.

Paños fríos

La elíptica declaración del ministro buscaba poner paños fríos en torno a su respuesta inicial, pero la aclaración sobre la evaluación que está haciendo el gobierno en torno al tema, aportó un nuevo dato: la negociación paritaria y la evolución de los precios serán las variables que terciarán en la tarifa de la energía en Santa Fe.

“En cuanto a la EPE la masa salarial representa un 25% del costo total de la empresa, de modo que cualquier modificación hay que tenerla en cuenta”, dijo Ciancio y aclaró que “por eso estamos atentos a los cambios que se van a producir en materia salarial o de inflación”, insistió.

“Estamos viendo eso, no puedo afirmar que va a haber aumento o que no lo habrá. Sólo digo que si hay que actualizar los costos se debe hacer o con los impuestos o con las tarifas, eso es así”, reiteró.

La suba durante la gestión

A lo largo de la gestión socialista en la provincia, la tarifa de la EPE acumuló una suba para el usuario residencial que promedia más del doble de la actual.

El ministro señaló que cuando fue consultado sobre el tema dijo que “se verá”, en relación a un posible aumento. Pero en cambio confirmó que se están evaluando “las ecuaciones de costos, de mayor demanda de energía”, entre otras cuestiones. “Son todos los elementos que hay que tener en cuenta y que hoy no los poseo, por lo cual no puedo afirmar si habrá o no aumento de tarifas”, reiteró.

“Lo que sí aseguro es que si se resolviere un aumento lo anunciaremos formalmente y con el porcentaje determinado, como hicimos en cada oportunidad”, precisó.

Tal como ocurre con el dicho «no aclares que oscurece», mientras intentó frenar cualquier confirmación de aumento de tarifas, Ciancio aportó datos que indicarían que este es casi un camino sin retorno. “Tenemos que hacer inversiones para que se pueda responder a la demanda que es mayor tratando de reducir en todo lo que se puedan los cortes por exceso de consumo y sin contemplar estas frecuentes tormentas que generan no sólo cortes por los daños que causan sino que nos impone costos importantes para repararlos”, dijo. Pero, “además de las inversiones están los costos operativos ya que los insumos se compran con precios que se actualizan constantemente y que no tienen en cuenta a un usuario sino a clientes que necesitan sí o sí esos materiales.

Entre esos costos operativos, están los salarios además de la inflación”, agregó. Ciancio dijo además que “es evidente que en la medida en que se pueda afrontar el servicio y las inversiones con la tarifa actual, se sostendrá. Pero cuando se altera esa relación tenemos que modificarla. Por ahora sólo tenemos suposiciones, nada más. Queremos ver cómo avanza enero para tomar alguna decisión al respecto”.

—Con cortes de energía en distintas zonas, ¿hablar de las tarifas no irrita?

—Los cortes no son tantos. Hablar de tarifas siempre irrita. Irrita a la gente que tiene que pagar más y, también, irrita al funcionario que es destinatario de esa irritación. A mí como ministro (y seguramente al gobernador también) nos encantaría dar sólo buenas noticias, anunciar que bajamos tarifas y llevarnos los aplausos.

La culpa es de los otros

El discurso de Ciancio se parece más al de un empresario, que le echa la culpa a los aumentos de los insumos y a los salarios —aunque representen estos el 25% del total—, que al de alguien que ocupa un cargo político.

Atarlo sólo a factores explicados como si fueran todos exógenos o que vienen dados para justificar un aumento es dejar de lado el aspecto clave para todo gobierno, que se trata de la herramienta política y no sólo la gestión de una empresa, que en este caso es estatal.