San Juan 8 > Policiales

Cayó El Sabalito, vendedor de drogas en el barrio Nueva Pompeya de Santa Fe

Fue durante un allanamiento ejecutado por las TOE, en una finca de Beruti al 3.800. Le secuestraron más de siete kilos de cocaína, gran parte acondicionada para su venta y consumo y una pistola calibre 22 largo cargada. Lo detuvieron a él, a su mujer, su hija y el marido de esta.

Juan Trento

lectores@unosantafe.com.ar

Te puede interesar...

Fue durante un allanamiento ejecutado por las TOE, en una finca de Beruti al 3.800. Le secuestraron más de siete kilos de cocaína, gran parte acondicionada para su venta y consumo y una pistola calibre 22 largo cargada. Lo detuvieron a él, a su mujer, su hija y el marido de esta.

Nota: Hoy, cuando promediaba la madrugada, agentes policiales de las tropas de operaciones especiales, TOE, cuerpo de élite de la policía santafesina, y en el marco de una investigación sobre tenencia ilegal de armas y de objetos de dudosa procedencia, allanaron por orden de la justicia penal santafesina, una finca ubicada sobre calle Beruti al 3.800 en el barrio de Nueva Pompeya de la ciudad de Santa Fe, y luego irrumpir en la vivienda, la requisaron y secuestraron una pistola calibre 22 con la carga completa de proyectiles y más de siete kilos de cocaína, y varios miles de pesos en efectivo, dando conocimiento de la novedad surgida a pesquisas antinarcóticos de la ex Drogas Peligrosas.

Un emprendimiento familiar

Los policías arrestaron preventivamente a cuatro integrantes de una misma familia por ser presuntos de la ley nacional de estupefacientes N° 23.737, se trata del padre, R. a. M. de 58 años, alias El Sabalito, su esposa, P. A. D. de 49, la hija de ambos, V. Y. M. de 28 y el marido de ésta, M. R. de 30; el procedimiento policial constó de testigos que observaron el desarrollo del procedimiento policial, las detenciones de las cuatro personas, el sucuestro de seis teléfonos celulares de distintas marcas y modelos, un total de cocaína que supera los siete kilogramos, entre cinco ladrillos intactos de ese estupefaciente, cuyo costo alcanza aproximadamente los 50 mil pesos cada uno, más de 600 ependörf con cocaína, que es una dosis de tres gramos cada una, una pistola calibre 22 largo marca Rubí con siete cartuchos intactos.