"
San Juan 8 > Policiales

Caso "Gogo" Ruiz: “Estamos en condiciones de pensar que lo mataron aunque no se encuentre el cadáver”

El juez Enrique De La Torre, que investigó la desaparición del Adolfo Ruiz, dejó la causa al cumplirse 3 años del sospechoso hecho ocurrido en Caucete. “La Corte no me dio la razón, pero este es un hecho serio y tiene que ser investigado por un juez de Instrucción”.

Los huesos que mandó a analizar la Justicia hace un tiempo atrás no pertenecían a Adolfo Ruiz. El próximo 24 de septiembre se cumplen 3 años de la desaparición y aún no hay novedades en la causa ni indicios que aporten nuevos datos.

El juez que investigó la misteriosa historia, Enrique de la Torre, se jubiló y dejó su actividad hace dos semanas. Al despedirse, habló con sanjuan8.com y brindó sus supuestos en torno a la desaparición del caucetero.

Te puede interesar...

"Creo que estamos en condiciones de pensar que se trató de un homicidio aunque no encuentren el cadáver. Estoy convencido de que esta causa la tiene que investigar un juez de Instrucción y eso es lo que sostuve durante mucho tiempo. No es el caso de una persona que se va de su casa porque si o que se pierde. Hay indicios para suponer que lo hicieron desaparecer”, explicó el magistrado.

Asimismo, aseguró que “hubo sospechas en varias personas” pero nada serio como para efectuar detenciones ya que nunca se contó con ninguna evidencia. “Creo que nadie se va sin pensar en nada”, explicó al hacer referencia que no se llevó DNI, llaves, no hizo uso de su cuenta bancaria, no tenía celular, no se fue con abrigo teniendo en cuenta que en la noche de septiembre refresca (sólo llevaba remera y pantalón), entre otros detalles.

El Gogo salió de su casa y se dirigió al odontólogo y cuando salió nadie más lo vio. “Yo hablé con la doctora que lo atendió y me dijo que él estaba de buen humor, nada preocupado”, expresó el juez quien supone que era un día como tantos otros en su vida. En principio, también se pensó en una amante pero la hipótesis cayó por su propio peso. “Ya no hay más nada que hacer. ¿Vamos a sospechar que se fugó con una mujer? Creo que esto es mucho más serio”, aseguró.

De la Torre se declaró incompetente a un año de su desaparición y pidió que la causa se remita al 4º Juzgado de Instrucción, a cargo (en aquel momento) de José Atenágoras Vega, pero la Cámara denegó el pedido y aún permanece en la fase correccional.

Tampoco pudo cambiar de carátula como “desaparición forzosa” tal como sucedió con el caso Telechea. “Tiene que haber un mínimo elemento probatorio para que eso suceda, pero no se pudo comprobar nada”, lamentó De la Torre. El proceso se estancó porque no hay premisas en donde trabajar. Ahora la causa quedó a cargo del juez Agudo. Él deberá decidir qué sucederá.