San Juan 8 > Información General

Caso Ariel: un único detenido en una causa con más dudas que certezas

El avanzado estado de descomposición del cuerpo impidió esclarecer más rapidamente el caso. Se cree que no fue violado y no presenta lesiones visibles. Mientras tanto sigue detenido el vecino que fue el último en verlo. El 13D por Ariel El último caso del comisario Vázquez Allanamiento en lo del vecino El triste hallazgo

 Embed      
Lo peor. El hallazgo del cuerpito de Ariel sin vida, en posición fetal dentro de una heladera causó estupor en la gente que aún esperaba encontrarlo con vida.
Lo peor. El hallazgo del cuerpito de Ariel sin vida, en posición fetal dentro de una heladera causó estupor en la gente que aún esperaba encontrarlo con vida.
 Embed      
Libre. Alejandra Silva sale de Tribunales en completo silencio, ya lejos de la exposición mediática de los últimos días.
Libre. Alejandra Silva sale de Tribunales en completo silencio, ya lejos de la exposición mediática de los últimos días.

A cuatro días del hallazgo del cuerpo de Ariel Tapia dentro de una heladera vieja ubicada a metros de su casa, las autoridades aún no tienen pistas firmas de qué fue lo que pasó con el niño cuya muerte conmocionó a toda la provincia. En medio de las dudas las Justicia ya libero a la mayoría de los demorados y sólo retiene a Jorge Gordillo, un vecino que fue la última persona en ver con vida al muchacho.

Te puede interesar...

Son varios los factores que inciden para que complicar la investigación. Pero el principal es el avanzado estado de descomposición del cuerpo del pequeño que no permitió establecer muchas conclusiones sobre la forma en que murió.

El juez que instruye la causa, Benito Ortiz, reconoció que el cuerpo está muy deteriorado y explicó que a primera vista no pueden distinguirse los rasgos de su rostro ni tampoco las huellas digitales.

Pese a la dificultad para peritar el cuerpo, los forenses establecieron en primera instancia, que el niño no habría sido violado y agregaron que no presenta heridas por disparos o puñaladas, lo único que le vieron fue un golpe en el mentón pero aseguraron que esta lesión no pudo causarle la muerte.

Ante la falta de precisiones, la Justicia resolvió enviar diferentes muestras a la provincia de Salta en donde funciona el Laboratorio Regional Forense del Noroeste Argentino. Las autoridades esperan que con el equipamiento de este laboratorio se pueda determinar un día y hora de muerte aproximados y las posibles causas del deceso.

Mientras las pericias del cuerpo se hacen esperar, el juez Ortíz ya liberó a los tres familiares de Ariel a quienes tuvo demorados inmediatamente después del hallazgo del niño. Se trata de Alejandra Silva, la mama del niño; Ezequiel Tapia, el hermano mayor del pequeño y Franco Sifuentes, el reciente concubino de Silva.

El magistrado explicó que había demorado a estas personas de forma preventiva y que una vez que les tomó declaraciones pudo despejar sus dudas sobre algunas contradicciones en las que habían incurrido y por eso los libero.

En el caso de Silva el juez le tomó declaración hasta la noche del viernes y la liberó de inmediato. Uno de los puntos que más dudas dejaba en los dichos de la mujer fue por qué hizo la denuncia por la desaparición casi 10 horas después de que el niño se perdió. Además le preguntaron por qué no dijo desde un primer momento a las autoridades que ella no estuvo en su casa porque fue a ver un recital del grupo Sabroso.

Ezequiel por su parte relató que fue lo último que habló con su hermano y a qué hora lo vio por última vez.

Por su parte, Sifuentes (el concubino de Silva) aún no declaró pero el juez lo libero y espera escuchar su versión de lo sucedido mañana.

Con las liberaciones de estos familiares, el único que queda detenido es Jorge Gordillo, un vecino que vive en una casa ubicada al lado de la vivienda de Ariel Tapia. Gordillo fue la última persona que vio con vida a Ariel el sábado 1 de diciembre cerca de las 19. El hombre asegura que el pequeño le golpeó la ventana para invitar a un hijo suyo para que salga a jugar. Según Gordillo, como su hijo no estaba le dijo por la ventana que el nene había salido con su mamá. Entonces el pequeño Ariel habría seguido camino hasta una plaza cercana para jugar con otros vecinos.

Además de ser el último en haber visto vivo a Ariel, Gordillo está bajo sospecha después de que el viernes pasado las autoridades allanaron su casa y se llevaron elementos que podrían tener manchas de sangre, además de dos computadoras.

Los investigadores explicaron que la presencia de sangre no está confirmada porque la prueba química con luminol podría dar positiva con sustancia químicas como la lavandina. Por eso ahora los científicos están tratando de determinar sí las manchas son realmente de sangre o de alguna otra sustancia.