San Juan 8 > Tarjeta Alimentar

Casi el 46% de niños y niñas dependen de la asistencia alimentaria

Lo indica un informe de la UCA. Se duplicó la cantidad de personas que reciben la ayuda de Cáritas Argentina por la pandemia.

Por la pandemia, además, en 2020 más que se duplicó la cantidad de personas asistidas por Cáritas Argentina. Así lo expresó el titular de la organización, Monseñor Carlos Tissera: “Ha aumentado la gente que asistimos desde los comedores y merenderos. En 2019 asistíamos a 1,2 millones de personas y el año pasado llegamos a 3,3 millones de personas. O sea, creció 2 millones por la pandemia”.

Ante el cierre de comedores y espacios comunitarios por la pandemia, la Tarjeta Alimentar fue la asistencia alimentaria que llegó a más chicos y chicas en 2020.

De acuerdo con el ODSA, entre los menores alcanzados por ayudas de este tipo, un 22,8% percibió ese subsidio. Un 14% de los chicos, en tanto, recibió ayuda alimentaria directa (por ejemplo, a través de comedores). Y un 9,1% de los niños, niñas y adolescentes logró acceder a ambas asistencias.

Los datos fueron relevados en 2020, antes de la última ampliación de la cobertura de la Tarjeta Alimentar, al desagregar por edades se observa que esa política fue fundamental para dar seguridad alimentaria a los niños de hasta 4 años, que representaron el 40,3% de los beneficiarios.

En la franja que va de los 5 a los 12 años, la participación de la Tarjeta Alimentar cae a 19,5% pero la asistencia directa se incrementa a 18,3%. Para los adolescentes de entre 13 y 17 años, la ayuda directa fue el factor fundamental, ya que alcanzó al 14% de ellos.

“Nuestra infancia se ve particularmente afectada por esta situación: más de la mitad de los chicos son pobres, porcentaje que alcanza casi el 75% en el conurbano bonaerense y otras zonas del país. En estos lugares, de cuatro chicos que se sientan a una mesa, solo uno come todos los días”, resaltó el ODSA.

En ese sentido, Ianina Tuñón, coordinadora del Programa Infancia del ODSA de la UCA, detalló: “Tenemos alrededor de un 16% de chicos cuyos padres reconocen que han experimentado situaciones de hambre en el último año. A la vez, tres de cada 10 niños viven en hogares donde ha mermado la cantidad y calidad de los alimentos”.