San Juan 8 > País

Caminó por horas con su hija enferma en brazos porque no la asistieron

La nena de 9 meses tenía fiebre muy alta y la mujer no quiso esperar más. La enfermera del pueblo se había negado a atenderla porque no estaba en su horario. Sucedió en La Pampa.

Una mujer tuvo que caminar cerca de 10 kilómetros con su beba enferma en brazos luego de que la única enfermera de un pequeño paraje de la provincia La Pampa en el que vive se negara a atenderla por encontrarse "fuera de su horario" de trabajo, según contó el marido de la mujer a la Justicia local.

Te puede interesar...

Liz Mercedes Pereyra, de 25 años, se acercó el viernes pasado con su hija a un centro de salud de la localidad de Relmo, un paraje de tan solo cien habitantes ubicando en La Pampa, cerca de la frontera con Buenos Aires.

La pequeña, de nueve meses, tenía fiebre y manchas rojas en la piel. Fue atendida por una enfermera llamada Mercedes Vega, quien aseguró que la nena no tenía nada. Como no había paracetamol para darle, la mandó de nuevo a su casa.

Pero horas más tarde, Pereyra volvió al centro, aunque ahora con la nena toda brotada, con fiebre que iba en aumento (39 grados) y los ojos en blanco. Vega le respondió "que no estaba en su horario de trabajo" y que la llevara a otro lado.

Allí comenzó la odisea para la mujer. Como su marido, David Burghardt, se encontraba trabajando, Pereyra salió a buscar al único remisero del pueblo, pero no estaba en Relmo. También intentó ubicar al intendente, para pedirle que la lleve con su auto a otro médico, pero tampoco lo halló. Por eso decidió salir a la ruta y caminar hasta llegar a Miguel Cané, una localidad cercana. A los diez kilómetros, un camionero la encontró y la llevó a un centro de salud. La beba estaba grave y debió ser trasladada al hospital de Pico, donde se recuperaba favorablemente.

"Ya tuvimos algunos problemas con esta enfermera porque no quiere darnos la leche para la nena", comentó Burghardt al diario La Reforma. "Sabemos que desde Cané la mandan, pero ella no la entrega y, de hecho, mi mujer tiene que tomarse un remise hasta allá para ir a buscarla. Yo creo que ella discrimina a mi señora porque es paraguaya", denunció el hombre.

Burghardt formuló una presentación ante la fiscalía a cargo de Damián Campos para que se determine si la actuación de la enfermera no constituyó un delito.

La localidad de Relmo queda a 13 kilómetros al sur de Miguel Cané, por lo que la infortunada mujer llevó en brazos a su beba casi todo el trayecto.

fuente: La Capital