San Juan 8 > Policiales

Asaltaron a un matrimonio de ancianos en barrio Mariano Comas

Fue en la noche del martes, en una finca ubicada en Francia y Cándido Pujato. Varios delincuentes sorprendieron a Nelson Fedele de 77 años cuando sacó la bolsa de basura a la vereda. Maniataron al matrimonio y posteriormente les robaron las alianzas matrimoniales, 500 dólares y 1.000 pesos, ambos en efectivo.

 Embed      

Juan Trento

Te puede interesar...

lectores@unosantafe.com.ar 

inutos después de las 21,30 del martes, varios delincuentes sorprendieron a Nelson Fedele de 77 años, cuando salió a la vereda de su vivienda particular ubicada sobre calle Cándido Pujato al 3.100 casi calle Francia en el barrio Mariano Comas de la capital provincial, a sacar la basura y colocarla dentro de un cesto metálico. Ese fue el comienzo de una odisea de mortificaciones que sufrió a manos de un trío de delicuentes, que por un buen rato fueron dueños absolutos de toda la situación.

Diario UNO de Santa Fe dialogó con Nelson Fedele, para saber de primera mano como fue la situación que lo tuvo como involuntario protagonista a él y a su mujer, ayer en la casa de ambos, y como lograron sortear semejante situación.

—¿Puede usted narrarnos como fueron las circunstancias que lo tuvieron como víctima de tres delincuentes?

—Si, claro que puedo y voy a hablar con ustedes. Primero quiero agradecerles muy particularmente por haberse preocupado por mi caso particular, y ahora les voy a contar que fue lo que nos tocó vivir junto a mi mujer, que encima y debo decirlo, tiene serias dificultades motrices para desplazarse con comodidad.

Minutos después de las 21,30 de la noche, salí a la vereda para colocar la basura y me sorprendieron tres delincuentes que me obligaron a entrar en mi domicilio, después cuando se sintieron dueños absolutos de la situación, nos sacaron las alianzas matrimoniales de oro a mi esposa y a mi, y se llevaron algo de electrónica, 500 dólares y 1.000 pesos en efectivo

—¿Cómo terminó toda esta historia?

—Terminó de una manera increíble, porque los ladrones me llevaron al primer piso de mi casa y me dejaron maniatada. Después, le pidieron a mi esposa que tiene problemas motrices que les abriera la puerta de calle porque tiene una pequeña vueltita que si uno no la conoce no puede salir.

—¿Los delincuentes le pidieron a su mujer que les abriera la puerta para escapar?

—Esa es la verdad, eso fue lo que pasó. Yo se que es una cosa de locos, pero es la verdad y es lo que pasó.

—¿Denunciaron el suceso a la Policía?

—Sí, llamamos al 911 y vinieron enseguida y se pusieron a disposición. La verdad es que tengo que reconocer que vinieron en pocos minutos y les dimos toda la información sobre el trío de delincuentes, pero no creemos que los vayan a encontrar. Es lo que hay.