San Juan 8 > Información General

Antonio Bonfatti llamó a combatir y luchar contra el narcotráfico

El gobernador pidió a toda la clase política que no se haga la distraída con el tema. Solicitó una audiencia con Cristina Fernández pero aún no le contestó. Escuchá los audios.

El gobernador Antonio Bonfatti pidió al conjunto de las fuerzas políticas que no se hagan los “distraídos” porque el narcotráfico existe en todos lados y no sólo en Santa Fe. El planteo se dirigió, aunque no nombró a nadie, a los dirigentes del justicialismo que llegaron a rebautizar a Rosario como “narcópolis”. Además, criticó a Agustín Rossi por no prestarse al diálogo y a Alejandro Ramos le pidió que renuncie a su cargo de intendente en Granadero Baigorria porque está fuera de la ley.

Te puede interesar...

Después de tomarse nueve días de vacaciones en Cuba, donde aprovechó para ver “algunas experiencias en salud y educación”, el titular del Poder Ejecutivo conversó con UNO Medios sobre los casos de inseguridad, el flagelo de las drogas, las deudas de la Nación con la provincia y los reclamos a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

—Gobernador, se quejaron mucho (desde la oposición) porque no estuvo en la provincia en momentos de alta tensión por el tema de la inseguridad.

—Pero Obama se va de vacaciones, la Presidenta (Cristina Fernández) se va de vacaciones, todos tenemos derecho a tomarnos unos días y descansar. Además, cuando uno se va no elige el momento de las cosas que van a ocurrir.

“Acá en Santa Fe las cosas están en manos de un equipo porque el gobierno no es sólo el gobernador. Cuando el gobernador se va, lo reemplaza el vicegobernador, así lo dice nuestra Constitución. Y también están los ministros, que llevan adelante las políticas de gobierno, por lo tanto me fui con la tranquilidad de que el gobierno funciona y los proyectos siguen adelante”, añadió el mandatario.

No obstante, remarcó que su descanso y tranquilidad se rompió el domingo pasado cuando se suspendió el partido entre Rosario Central y Newell’s. “Esperábamos que fuera una fiesta porque habían intervenido la Justicia, el municipio local y otros actores para que el espectáculo sea completo, pero todo se empañó por unos pocos violentos que terminan ganando. Vamos a esperar el fallo de la Justicia, pero las evidencias coinciden en que había unos pocos que no querían que se jugara”, sentenció.

—Respecto a los barras bravas, a los violentos, a la suspensión de los partidos de fútbol, ¿el foco está en la droga?

—El foco está en la droga, el foco está en una sociedad violenta, el foco está en la economía del delito, el foco también está en las actitudes que asumen las distintas dirigencias y no solamente la política. Tendría que exigirse el derecho de admisión para algunas personas en las canchas, por ejemplo, y desde la AFA hacia abajo ponernos de acuerdo para terminar con los violentos en el fútbol. Creo que pasa en todos los clubes.

—¿Qué opinión tiene de los dichos de algunos dirigentes del justicialismo y medios de comunicación de Buenos Aires que hablan de Rosario como ciudad del narcotráfico?

—Es una imputación bastante fuerte por parte del Partido Justicialista, que nos duele, porque en definitiva se termina estigmatizando a una ciudad de 1,2 millón de habitantes, donde la enorme mayoría trabaja todos los días, camina por sus calles, disfruta del espacio público. El narcotráfico existe como en cualquier ciudad y tenemos que combatirlo, aunque conocemos que es un delito federal.

“Sabemos que el combate de ese delito –continuó– es una responsabilidad que nos compete a todos. Nuestra provincia no limita con ningún país, la droga por algún lado entra, los narcotraficantes pasan las aduanas y migraciones, entonces no nos hagamos los distraídos. Unámonos para combatir este flagelo que es universal, porque hasta en Cuba penetró la droga”.

“Lamentablemente, para encarar esto no existe un entramado entre municipios, provincia y Nación. Acá se trata de echar culpas en lugar de sentarnos en una mesa”, dijo el gobernador y resaltó la oportunidad en que convocó a legisladores nacionales por Santa Fe para hablar del tema del narcotráfico y la inseguridad en la provincia pero los peronistas no participaron. Asimismo, dijo que por esos temas pidió una audiencia con la Presidenta y hasta ahora no lo recibió.

Afinidades y discrecionalidad

Antonio Bonfatti también señaló que casi no tiene diálogo con dos de los dirigentes kirchneristas que más salieron a criticar al gobierno provincial en las últimas semanas: Agustín Rossi y Alejandro Ramos. Del diputado nacional del Frente para la Victoria recordó que cuando lo invitó a charlar del caso Tognoli concurrió pero se levantó de la mesa porque quería que la prensa participe de la reunión de trabajo.

En relación al secretario de Transporte de la Nación e intendente licenciado de Granadero Baigorria, dijo: “Constitucionalmente Ramos debería renunciar como intendente y convocarse nuevamente a elecciones”. En Santa Fe, no existe la posibilidad de que un intendente o presidente comunal se tome una licencia de larga duración, como en provincia de Buenos Aires, sin embargo el dirigente justicialista hace más de un año tiene un cargo en la Casa Rosada y en su ciudad lo reemplaza la presidenta del Concejo.

—¿Y cuál sería su mensaje para la señora Presidenta, por lo menos tres temas?

—Que se respete la ley y cumplan con la deuda que tienen con Santa Fe por el tema viviendas, donde hay un acumulado de 70 millones de pesos, porque parte con ese dinero podríamos abrir calles y hacer otras obras para que la gente viva mejor.

“También –como segundo planteo– queremos que cumplan con la deuda que tienen (desde la Nación) con la Caja de Jubilaciones de la provincia, incluso pedimos una infinidad de reuniones por carta, por carta documento, al señor (titular de Anses, Diego) Bossio y no hemos tenido respuestas; estamos hablando de 2.000 millones de pesos. No estoy pidiendo dinero extra, no estoy pidiendo prebendas”.

“Y la tercera cosa que pediría (a Cristina Fernández de Kirchner) es que tengamos un diálogo fecundo, porque Santa Fe es parte del país y al país lo arreglamos si nos ponemos de acuerdo”, concluyó el titular del Poder Ejecutivo provincial en diálogo con UNO Medios.

—La semana pasada, el Gobierno Nacional decidió otorgar ayudas económicas directas a los municipios y comunas sin pasar esos pedidos por los gobiernos provinciales, ¿qué opina?

—Se está violando la Constitución. Mire si yo, con ese mismo criterio, digo: “Bueno, ahora vamos a ayudar a determinados municipios y a otros no”. Nosotros en la provincia de Santa Fe estamos cumpliendo con la ley, y otorgamos de forma pareja lo que le corresponde a cada municipio o comuna en base a los coeficientes legales.

“Entonces nos parece que una vez más se equivoca el Gobierno Nacional con estas ayudas discrecionales porque se está violando la Constitución, porque está quebrando el federalismo en el país y esto es malo porque se siguen acrecentando las diferencias con las provincias que son afines y las que no son afines, con los municipios que son afines y los que no lo son”, añadió el socialista. A su vez, remarcó que el viernes se enteró que la Nación firmó un acuerdo con 14 provincias para construir 14 mil viviendas y cuando preguntó qué había pasado con Santa Fe que quedó marginada de ese programa le contestaron que vaya a hablar con el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido (sic).