San Juan 8 > cantante

Ángela Torres contó que tiene Covid-19: "Hay que cuidarse que esto no se termina más"

La actriz y cantante volcó su experiencia en las redes sociales y contó cuáles son sus síntomas.

Luego de que se dieran a conocer los casos de coronavirus de Jorge Rial, Fátima Flórez, Nito Artaza y Tini Stoessel, Ángela Torres reveló que también se contagió. "Quería avisarles que estoy con Covid-19, ¡me quiero matar!", manifestó la actriz y cantante en su cuenta de Instagram. "Hay que cuidarse que esto no se termina más. ¡Qué tortura, por Dios!", agregó.

Y se lamentó por tener que permanecer aislada para el inicio del 2022. "Cuídense lo más que puedan en estas fiestas o en estos días, así no pasan Año Nuevo encerrados como yo. No es joda", señaló. "Está todo el mundo con Covid-19 y muchos son contacto estrecho, está re picado. Yo me siento bien, ayer estuve con mucha fiebre y hoy estoy un poco mejor pero muy débil. Todavía no perdí el olfato ni el gusto. Espero no perderlos", concluyó.

La semana pasada, la cantante y actriz visitó a Florencia Peña en Flor de equipo y dio detalles de su nuevo noviazgo con su colega Franco Rizzaro. "Saqué una canción más hot con mi marido, con mi hombre, Franco Rizzaro, que está sacando unos temas preciosos", dijo en referencia a la canción Amor del weno. Y añadió: "Estamos muy enamorados, muy bien".

En septiembre pasado, la joven de 23 años habló de sus vínculos amorosos en PH, Podemos hablar, el ciclo de Andy Kusnetzoff en Telefe. "Me considero bisexual y me atraen tanto hombres como mujeres", explicó la hija de Gloria Carrá y sobrina de Diego Torres. Además, habló de su noviazgo con el bailarín Pepo Maurizi. "Fue mi primera relación poliamorosa y aprendí mucho. Creo que está bueno probar y no quedarse con las ganas, pero no quiere decir que sea el formato en el que me vaya a manejar siempre en los vínculos sexo-afectivos porque también dependen del otro y de quién te enamores", admitió.

También reconoció que la relación con su madre es tensa. "Mi familia siempre fue un bardo, un quilombo mal, muy poco hegemónica, por decirlo de alguna manera. No tengo esa conexión grande que tienen muchos, me cuesta un poquito, soy más dura", reconoció. Y precisó: "El vínculo con mi mamá siempre fue un poco difícil, nos cuesta, pero de a poquito lo vamos encontrando. Como que yo siempre me abrí camino, laburo desde muy chiquita y lo hice todo de forma muy independiente. Me fui a vivir sola a los 17 años porque quería irme de casa".

Fuente: NA