San Juan 8 > Ovación

Alarma y deudas en el fútbol argentino

Después de aprobar los balances 2011-2012, las deudas de los clubes grandes alcanzan a unos 1.142 millones de pesos. El más complicado es Independiente de Avellaneda, que tiene un pasivo de $330 millones.

La alarma en el fútbol argentino se encendió. La deuda de los clubes grandes, como Independiente de Avellaneda, River Plate, San Lorenzo, Racing Club y Boca Juniors, es cada vez más inmensa.

Te puede interesar...

Según un informe que publicó el diario El Gráfico y que reprodujo playfutbol.com, la deuda total de estas entidades asciende a 1.142.835.652 pesos, según el balance que realizó cada una de esas entidades.

El caso más preocupante es el del Rojo de Avellaneda, que tiene una deuda de 330 millones de pesos.

Lo más alarmante es que el pasivo total se duplicó –contando a los cinco clubes mencionados–, ya que la cifra era de 650 millones hace dos años.

En tanto, sumando los pasivos de todas las instituciones de Primera A, la cifra trepa a los 1.500 millones. Los mejores posicionados son Lanús y Vélez. El Granate tiene un superávit de 22 millones de pesos (cuatro más que el pasado año). Sin embargo, el titular de Lanús, Alejandro Marón, dijo que el club tiene un déficit operario.

Mientras tanto, el elenco del Fortín tiene el pasivo más bajo, que es de 57.844 pesos.

Preocupaciones al por mayor

Independiente vivirá el semestre más importante de su historia, en el que podría descender a la Primera B Nacional, si es que no suma muchos puntos en el torneo Final.

Los ingresos del contrato de televisión y el del auspiciante ya fueron cobrados en la gestión anterior y eso representa una mala noticia para su titular, Javier Cantero.

En River, que vive un año eleccionario, hay mucha polémica por el balance presentado por su presidente, Daniel Passarella.

El análisis arrojaba un saldo de superávit de 17.301.890 pesos. Pero lo más llamativo era que, por ejemplo, tenía incluida una posible y futura venta del mendocino Rogelio Funes Mori de 34 millones de pesos.

¿El Kaiser ganó el campeonato económico?

En San Lorenzo, su titular Matías Lammens dijo que el pasivo bajó con relación a los 234 millones de pesos que tenía la entidad de Boedo a mediados del 2012. En Boca, si bien el pasivo es de 166.180.169 pesos, el activo del club estaría superando esa cifra –según dijo su dirigencia– por lo que tendría manera de controlar sus deudas. Al parecer, el déficit de 36.852.901 pesos no lo complicaría.

Y Racing tiene un pasivo de 115 millones. Pero su situación es similar a la de Boca.