San Juan 8 > Información General

Alacranes y escorpiones: recuerdan medidas de prevención para evitar las picaduras

El calor de la estación veraniega genera condiciones propicias para la proliferación de los alacranes. El Gobierno de la Ciudad recuerda las medidas de higiene y cuidado personal, que deben tenerse en cuenta para prevenir las picaduras.

Desde la Secretaría de Salud y la subsecretaría de Ambiente del Gobierno de la Ciudad, se recordaron medidas de higiene y cuidado que debe tener en cuenta la población para prevenir las picaduras de alacranes o escorpiones.

Te puede interesar...

Según se informó desde el área de salud del Municipio, en Santa Fe casi todos los escorpiones son de la especie Tityus trivitattus, una de las más peligrosas para los seres humanos, dependiendo de la edad del ejemplar, la cantidad de veneno inyectado, la proximidad de la picadura a los vasos sanguíneos, y la susceptibilidad de la víctima, pudiendo ser muy grave en los niños pequeños y ancianos.

En tanto, desde el Hospital de Niños Orlando Alassia, se precisó que el 90% de los casos que se atienden por picaduras de escorpión en esa institución presentan cuadros leves, que sólo requieren la aplicación de hielo en la zona de la picadura y control clínico durante dos horas. En otros casos, se hace necesaria la internación para atender síntomas como vómito, salivación, palidez y confusión.

Descripción

El tamaño promedio del escorpión Tityus trivitattus es de 4.5 centímetros, con un máximo de casi 6 cm. Su patrón de coloración es de tres líneas de color marrón oscuro longitudinales en el lomo; que en algunos ejemplares puede resultar dificultoso observar, pero casi siempre es evidente.

Las pinzas (pedipalpos) son finas y alargadas, y el último segmento de la cola presenta un aguijón y una púa, semejantes a dos pequeñas espinas.

Los escorpiones de esta especie se ocultan durante el día en grietas, escombros, y maderas; y durante la noche salen a cazar insectos con los que se alimentan. Ingresan a las habitaciones por las cañerías del baño y pueden refugiarse dentro de los calzados o bajo la ropa; entre las sábanas, lugares oscuros y húmedos.

Esta especie de escorpión posee un potente veneno neurotóxico con mezcla proteica, que es peligroso para los humanos, y puede provocar síntomas leves a moderados o graves.

Sobre el uso de productos

Desde la Subsecretaría de Ambiente se informó que los productos actualmente disponibles para combatir los escorpiones no son efectivos para conseguir los efectos deseados (volteo y/o eliminación), porque el producto debe encontrarse en contacto directo con el ejemplar, lo que resulta sumamente dificultoso.

Esto se debe a que los productos de la rama de la cipermetrina resultan eficaces en vectores tales como los mosquitos, debido a que la concentración por aplicaciones residuales es suficiente para eliminarlos, mientras que para los alacranes estas concentraciones resultan insuficientes, por lo que requieren una aplicación directa.

Por esta razón, no se recomienda aplicar productos insecticidas como forma de prevención, ya que además constituyen una práctica que requiere de mucho cuidado por el riesgo que implican para la salud de las personas.

Finalmente, es importante mencionar que la mayoría de las picaduras de escorpiones ocurren en las viviendas, por lo que las medidas de prevención deben estar orientadas a impedir el ingreso de los mismos y guardar precaución en aquellos sitios donde podemos encontrarlos.

Recomendaciones

Para prevenir la picadura de escorpión es importante mantener condiciones higiénicas en la vivienda, en el ámbito peridomiciliario y tomar medidas de protección personal.

En ese sentido se recomienda mantener limpios baldíos, patios y jardines. Resulta fundamental evitar las pilas de leñas, ladrillos, escombros, chatarras y basuras; así como también mantener la higiene dentro de la vivienda, especialmente rincones, detrás de muebles. Se aconseja además, tapar los resumideros con tela metálica y desinfectarlos.

Asimismo, es conveniente eliminar los insectos de los que se alimentan los escorpiones, especialmente grillos y cucarachas.

Por último, se aconseja mantener las camas alejadas de la pared, evitar caminar descalzo durante la noche, sacudir y revisar la ropa y el calzado antes de vestirse, y las sábanas antes de acostarse; y no introducir las manos en huecos de árboles, cuevas, troncos caídos, debajo de piedras, o de cualquier otro lugar donde puedan refugiarse los escorpiones.

Síntomas y tratamiento

Por lo general, tras una picadura de alacrán o escorpión, se siente dolor y ardor en la zona afectada, acompañados de una sensación de adormecimiento que puede extenderse a la raíz del miembro afectado. Ante ese síntoma, se recomienda colocar hielo sobre la picadura para retardar la absorción del veneno y calmar el ardor.

Por otra parte, se aconseja no administrar ninguna crema ni ungüento, y consultar de inmediato al Centro de Salud, puesto sanitario u hospital más cercano. De haber sido posible capturar el alacrán, resulta conveniente llevarlo al centro de salud donde se realiza la consulta médica, a los fines de que el ejemplar pueda ser identificado para determinar con mayor precisión el tratamiento a seguir.

En los casos que presentan síntomas moderados a graves, pueden producirse vómitos, producción excesiva de saliva, broncorrea, sudoración, epífora (lagrimeo continuo), taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria), taquicardia, temblores, hipertensión arterial, fiebre, hipotermia, alteración de la conciencia, arritmias, miocardiopatía tóxica, insuficiencia cardíaca, shock, y coma.

El tratamiento para esos pacientes, se adecúa al síntoma que presentan; y en algunos casos se coloca el suero antiescorpiónico.

Fuente: santafeciudad.gov.ar.