San Juan 8 > País

Al menos 8 caballos de Jesús María murieron tras volcar el camión que los trasladaba

El accidente se produjo cerca de las 11 cuando la tropilla Sube y Baja de Buenos Aires volvía luego de participar en el Festival de Doma y Folclore.

Al menos ocho caballos, de una tropilla que había participado en el Festival de Doma y Folclore de Jesús María, resultaron muertos esta mañana como consecuencia del accidente que sufrió un camión que los transportaba hacia Buenos Aires, sobre la avenida Cirunvalación y ruta 19.

Te puede interesar...

El accidente se produjo cerca de las 11 cuando la tropilla Sube y Baja de la provincia de Buenos Aires volvía de la ciudad de Jesús María, luego de participar en el Festival de Doma y Folclore, informó la policía.

“Tres de los animales murieron en forma instantánea por el golpe; otros tres fueron sacrificados por los veterinarios que los asistieron en el momento del accidente y otros dos murieron después”, informó a Télam Nicolás garcía Araoz, vocero del Distrito 2 Córdoba de Vialidad Nacional.

El chofer del camión que transportaba a los animales, que anoche fueron jineteados durante el festival, explicó a la prensa que debió efectuar una brusca maniobra tras el encierro que le provocó otro vehículo, por lo que no pudo controlar su unidad y volcó. Otros animales se habían escapado por la ruta pero fueron enlazados rápidamente.

El grave accidente se suma a la polémica por la muerte de dos yeguas mientras concursaban en Jesús María, sobre lo cual organizaciones protectoras de animales analizan iniciar acciones penales en procura de que el festival continúe pero sin el campeonato de la doma.

La Fundación Sin Estribo pedirá a la Justicia la inconstitucionalidad de la ley 8.952, que avala la realización de la doma como deporte en la provincia de Córdoba, luego de la muerte de varios caballos en el marco del festival folklórico de Jesús María.

El anuncio lo hizo la titular de la entidad, Andrea Heredia de Olazábal, quien criticó el tradicional festival de Jesús María, que se convirtió en centro de una polémica luego de que dos caballos fallecieran en la doma.

“El marco es complicado, porque hay una especie de tradición y cultura que empuja de fondo el evidente conflicto de leyes que se produce en esta situación que atrofia la mirada del jurista, diciendo hasta qué punto hay una monta y una manipulación lícita del animal y hasta cual se está infringiendo la ley penal argentina 14.436 que protege a los animales de la explotación”, sostuvo Olazábal a La Voz del Interior.

La polémica se abrió a raíz primero de la muerte de dos yeguas mientras participaban del festival. Según criticó Olazábal, los caballos que participan de la doma son “drogados o picaneados para estimularlos más” con el fin de mostrarse “bravos y enojados”. “No se debe domar con violencia, existen domas pacíficas. Es absolutamente innecesario usar la violencia”, aseguró.