Comscore

A UN CLICK

Vuelve a la Tierra una sonda japonesa con fragmentos de un asteroide

La misión Hayabusa 2 aterrizará en diciembre próximo con restos de un objeto de 900 metros de diámetro, situado a 280 millones de kilómetros del planeta.

Los científicos de la NASA y sus colegas de Japón esperan con inusual expectativa el regreso a la Tierra de la sonda Hayabusa 2, que, después de completar una misión de seis años de duración, traerá fragmentos del asteroide Ryugu, situado a 280 millones de kilómetros del planeta.

Una vez examinadas, las piezas podrían llegar a brindar "una pléyade de información, como ya sucedió con muestras del asteroide Itokawa, recogidas hace una década por el equipo Hayabusa", según explicó el astrofísico Josep María Trigo, del Instituto de Ciencias del Espacio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España y del Istituto de Ciencias Espaciales de Cataluña.

Los asteroides son los restos del proceso de formación de los planetas del Sistema Solar. Muchos son fragmentos de diminutos protoplanetas que nunca llegaron a la madurez. Por eso, el estudio de esas piezas es vital para comprender el origen de la Tierra.

Hayabusa 2 fue lanzada el 3 de diciembre de 2014 desde el Centro Espacial Tanegashima, de la Agencia Japonesa de Navegación Aeroespacial, creada en 2003.Dentro de unos tres años, cuando regrese la misión Osiris Rex de la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos, los científicos también se dedicarán a analizar materiales del asteroide Bennu.

"Hayabusi 2 y Osiris Rex son misiones complementarias, que ya están dando resultados sorprendentes. Se esperaba que en las superficies de los asteroides hubiera mucho polvo, pero, en realidad, son básicamente un pedregal", señaló Javier Licandro, del Instituto de Astrofísica de Islas Canarias, España.

Por su parte, Trigo afirmó que "más del 75 por ciento de los asteroides son de tipo condrítico, amalgamas de los materiales primigenios que se condensaron alrededor del Sol hace 4.565 millones de años y contienen los restos fósiles de aquellos primeros tiempos. Son ricos en metales, tierras raras y, algunos de ellos, hasta en el agua primordial".