A un click
Lunes 08 de Julio de 2019

Vaginismo, el calvario sexual de las mujeres

Un número importante de mujeres acuden a una sexóloga o sexólogo por un problema de vaginismo, que consiste en una contracción involuntaria de la musculatura pubococcígea, que impide la penetración vaginal.



Esta contracción característica del vaginismo, es involuntaria, es decir, una contracción que la mujer no puede evitar, y que no realiza de manera consciente. También hay mujeres que pueden realizar un coito, pero que presentan dolores y molestias durante el mismo (la llamada "dispareunia"), y acuden a consulta por este motivo.


Cuando una mujer tiene un problema de vaginismo, la penetración se vuelve imposible aunque se intente en repetidas ocasiones, acompañándose cada intento de molestias, frustración, y en ocasiones, ansiedad y dolor. Algunas mujeres presentan dificultades para la penetración vaginal por cualquier tipo de objeto, ya se trate de un pene, de un dedo, de un tampón durante la regla, o de un espéculo en la consulta ginecológica.




Por ello, estas mujeres no pueden ser exploradas en las revisiones ginecológicas por la vagina, llegando mostrar sensaciones de intenso malestar cuando tienen que acudir al ginecólogo. Otras mujeres con vaginismo sí que pueden usar tampones, introducir dedos en su vagina, o ser exploradas por su ginecólogo sin problemas, pero les resulta imposible introducir un pene en su vagina.






En otras ocasiones, el problema de vaginismo sí que ha afectado a la vida sexual de la pareja, de forma que además del coito, se presentan dificultades en todas, o en parte, del resto de relaciones sexuales. No es infrecuente tampoco que las parejas con vaginismo, y años de convivencia, que mantienen una sexualidad satisfactoria, acudan cuando desean tener hijos/as, momento en el cual el coito se hace necesario.


Algunos puntos importantes en relación al vaginismo son los siguientes:


La mujer contrae la musculatura pubococcígea de forma involuntaria. No tiene la culpa, y no puede evitarlo



Los problemas de vaginismo son más frecuentes de lo que se piensa. Aproximadamente un 18% de las personas que acuden a un centro por este motivo.



El vaginismo tiene un pronóstico excelente, si se acude al profesional adecuado. En nuestro centro tenemos un porcentaje de eficacia muy elevado en el trabajo con esta dificultad.



El abordaje sexológico de esta dificultad ha demostrado ser un tratamiento muy efectivo. Sin medicación y sin efectos secundarios. Sin que la mujer experimente dolor o lo pase mal.




Comentarios