A un click
Jueves 04 de Julio de 2019

Una neurocientífica se quedó con el pelo blanco de un día para el otro

Sara Eisenman es una escritora y neurocientífica de Arizona, Estados Unidos quien a los 21 años empezó a tener una extraña aparición de canas.


La joven contó al diario Daily Mail que esto le ocurrió de la noche a la mañana, además agregó que empezó a colocarse tinte negro porque esto representaba para ella un signo de envejecimiento.


A los 33 años Sara tuvo su primer hijo y relató que tuvo que pintarse el cabello para que las personas que la iban a visitar en el hospital no se dieran cuenta de su color gris en el cabello.


Luego a los 37 años tuvo su segundo hijo y en ese momento se dio cuenta de que habían cosas más importantes que lo de sus canas, así que decidió lucirlas. En lugar de sentirse acomplejada, ahora se siente más radiante que nunca.

Comentarios