San Juan 8 > A un click > Insectos

Una isla asombra a todos con sus insectos no voladores

Científicos comprobaron una de las hipótesis formulada por Darwin hace 160 años para estas islas de Australia.

El misterio fue resuelto. O al menos así parece después de un estudio liderado por expertos de la Universidad de Monash, en Australia, que descubrió la razón por la cual casi todos los insectos de unas pequeñas islas no perdieron la la capacidad de volar.

En las islas analizadas, hay datos impactantes: las moscas caminan y las polillas se arrastran, al igual que decenas de especies en el territorio que perdieron sus alas.

Te puede interesar...

Los resultados del trabajo de investigación fueron fueron publicados recientemente en la revista Proceedings of the Royal Society B.

No sólo las condiciones climáticas hacen que el vuelo de los estos insectos sea más difícil. Foto: Monash University

Los científicos determinaron que el viento juega un papel importante, pero no excluyente, en la prevalencia de la pérdida de vuelo de los insectos. De esta manera, comprobaron la hipótesis formulada por Charles Darwin.

La postura de Darwin

Rachel Leihy, una de las autoras del estudio, explicó la posición de Darwin, que era "engañosamente simple". "Si vuelas, te lanzan al mar. Los que quedan en tierra para producir la próxima generación son los más reacios a volar, y eventualmente la evolución hace el resto. 'Voilà'", resaltó.

De todas maneras, el reconocido naturalista inglés tenía una sustancial discusión al respecto con el famoso botánico Joseph Hooker, quien dudaba del planteamiento de Darwin.

En estas islas casi todos los insectos caminan o se arrastran, pero no vuelan.

También, de otros investigadores que aparentemente ignoraban que las pequeñas islas subantárticas son uno de los lugares más ventosos de la Tierra.

Para Leihy, ninguna de las propuestas que contradicen a Darwin explica en su totalidad el alcance de la pérdida de vuelo en los insectos subantárticos, afirmando que las condiciones climáticas hacen que el vuelo de los estos animales sea más difícil y energéticamente costoso.

Por caso, difunde RT, los insectos dejan de invertir sus esfuerzos en el vuelo, sus alas y los músculos para redirigir su energía hacia la reproducción.

Y concluye la científica: "Es notable que después de 160 años, las ideas de Darwin continúen aportando conocimientos a la ecología".

Temas