A un click
Viernes 23 de Febrero de 2018

Un sereno denunció el ataque de una bruja

"Vi una cabeza negra con pelos que me tomó del cuello y me golpeó", relató Maxi Medina, quien asegura haber sido atacado por una fuerza sobrenatural que intentó ahogarlo.

Todo ocurrió antes de la madrugada domingo. La noche transcurría con normalidad, cuando Medina, que es el encargado de cuidar por las noches la pileta del Club Deportivo Aguilares, decidió tomar un descanso luego de haber cumplido con sus obligaciones. En ese momento, y sin previo aviso, algo lo sujetó por el cuello y trató de ahogarlo.

"Estaba sentado en la puerta de ingreso (eran las 0.30 aproximadamente) cerré los ojos y cuando los abrí, vi una cabeza negra con pelos que me atacó. Me tomó del cuello y comenzó ahogarme, más tarde me hizo golpear la cabeza contra la pared y quería lanzarme a la pileta. Me asuste y comencé a dar gritos. Por suerte una perrita blanca apareció y me salvó", explicó, todavía asustado, al periodista de Alberdi, Carlos Rosznercky.

El hombre contó también que durante el encuentro sobrenatural y producto de los fuertes golpes que recibió en diferentes partes de su cuerpo, principalmente en la cabeza, perdió el conocimiento. E insistió, que antes de ser auxiliado por unas personas, la intervención de un perro blanco le permitió escapar del ataque.

"En un momento perdí el conocimiento y quedé tirado. Antes de eso recuerdo que grité fuerte y esa perrita blanca ladraba y ayudó a liberarme del ataque. Después llegaron unos muchachos amigos que estaban frente al club y dos policías, uno de ellos Pablo Barros de Santa Ana, que me auxiliaron. En el hospital me revisaron: tengo golpes en la cabeza, las rodillas peladas y golpes en los pies y en mis tobillos todo producto de la embestida de la bruja", explicó, la víctima, mientras se sostenía con las muletas.

De acuerdo al relato del joven, antes nunca había sucedido algo parecido en el predio aunque algunos vecinos dicen que por las noches escuchan gritos y que caminan por los techos del club. "El sereno que trabajó anteriormente me dijo que nunca tuvo problemas, tampoco yo había visto nada raro, pero me contaron los vecinos que algunas ocasiones se escucharon gritos desgarradores aquí. A mi es la primera vez que me pasa algo así", reconoció Medina.

Antes de terminar la entrevista el joven aseguró que "ni por todo la plata del mundo vuelvo a trabajar en ese lugar. Algunos seguramente no me van a creer pero les puedo asegurar que las cosas malas existen y a mí esto me pasó", concluyó.
Embed


Comentarios