San Juan 8 > A un click > tumba

Un cementerio de 1600 años revela secretos de una era oscura de Europa

Se hallaron seis tumbas del siglo V en Bohemia Oriental, una ellas ubicada cerca de Hradec Králové que todavía contenía objetos preciosos.

Arqueólogos del Museo de Boemia Oriental en Hradec Králové (MVČ HK), descubrieron un cementerio que data de hace 1600 años, que sacó a la luz misterios de aquella época. Si bien el hallazgo se produjo en el 2019, los descubrimientos acaban de publicarse luego de varios estudios realizados por los especialistas.

El extraño sitio fue fechado en el siglo V d.C., y se estima que pertenece en el momento de la caída del Imperio Romano Occidental que dio paso al inicio de la Edad Media. Aquellos años estuvieron caracterizados por la migración y la inestabilidad de la civilización.

Te puede interesar...

El arqueólogo de MVČ HK, Pavel Hornik, aseguró que las tumbas halladas son muy extrañas y resaltó: “En Bohemia Oriental, esta es solo la segunda cámara de la tumba del período de la migración que se exploró. El primero en la región fue una tumba en Plotiště nad Labem, descubierta en la década de 1960. Fue el entierro de un anciano con un niño”.

Las tumbas mencionadas fueron saqueadas hace muchos años por ladrones, poco después de que se realizaron los entierros, y solo una de ellas conservó los curiosos artefactos, según explicaron. Los elementos continúan siendo examinados por expertos de la Universidad Masaryk, la Universidad de Química y Tecnología de Praga, el Instituto de Arqueología de la Academia Checa de Ciencias, el Museo de Minería en Příbram y el Instituto Max Planck en Alemania.

Según informaron en los estudios publicados, la cámara de esa tumba se mantiene intacta y contenía varios elementos de una calidad histórica y artísticas que los científicos destacaron. Entre los artefactos, resaltaron, se observaron cuatro broches de plata y oro con incrustaciones de piedras semipreciosas y un tocado decorado con blancos de oro.

Además, se encontraron restos de tejidos diferentes en los cierres de plata y oro. Una de las telas pertenecía a la prenda abrochada por las hebillas, la otra a un abrigo o paño que cubría a la mujer. También se encontraron restos de cuero y pieles en las hebillas.

Las resultados de las tumbas restantes que fueron saqueadas, arrojaron que pertenecían a personas de entre 16 y 55 años. Además, los científicos comentaron que solo se rescataron ofrendas funerarias como cuchillos, una espada cortada, cinturones de metal, peines de asta y herrajes decorativos para zapatos. En una de ellas, las muestras reflejaron la presencia de ácidos y grasas que indican que era carne de un rumiante, como una vaca.

Los investigadores también revelaron los estudios que le realizaron a los restos de los cadáveres. En este sentido, resaltaron que la artritis era evidente en los huesos de una de las personas enterradas. Una de las antropólogas que participó de la investigación fue Milada Hylmarová, quien agregó que notó los músculos asimétricos en las extremidades inferiores y explicó: “Debido a que el esqueleto está incompleto, no se puede determinar la causa, pero podría ser el resultado de un derrame cerebral”.

Otras de las enfermedades que pudieron detectar fueron el cáncer de cráneo y de pelvis y otras dolencias como caries y lesiones en las articulaciones.

Más allá de estos descubrimientos difundidos, aseguraron que la investigación sigue su curso con el objetivo de revelar datos más completos acerca de la vida de estas personas.

Temas