San Juan 8 > A un click > Animales

Un camello en fuga: tuvo que ser perseguido por la policía

El animal huyó de un evento navideño. Fue visto en varios barrios de Kansas City hasta que finalmente fue atrapado

En Bonner Springs, un barrio de la ciudad que pertenece al estado de Misuri, un camello escapó de un pesebre que se estaba realizando en el Centro Nacional de Agricultura y dio comienzo a una búsqueda y persecución por parte de la policía para dar con el animal.

Al principio fue perseguido a pie por el personal del centro, pero rápidamente el animal logró escapar y se dio aviso a la policía para que se involucre. Fue avistado recién al día siguiente cruzando una importante autopista en reiteradas ocasiones, pero a pesar de las múltiples llamadas de gente denunciando que lo había visto que recibió la policía, el dromedario logró evadir a sus captores. Que haya un animal salvaje, y de semejante tamaño, a la deriva y cruzando una y otra vez la autopista significa un riesgo enorme para la integridad de los conductores, que pueden encontrarse con el animal de repente y hacerse mucho daño de llegar a colisionar contra él.

Te puede interesar...

Es más, no solo esta no es la primera vez que un camello se escapa y se pierde unos días por la ciudad, sino que existe un antecedente en el cual la criatura que se fuga carga contra una autopista y genera un accidente vial. En 1997 ocurrió en el estado de Maryland, cuando un hombre de 50 años no tuvo tiempo de maniobrar para eludir al animal e impactó contra él con su auto Volvo Station Wagon. Si bien el hombre y su pareja sufrieron heridas leves -el se lastimo la espalda, ella se hizo un corte en la cara-, el animal no tuvo la misma suerte y murió en el acto.

El camello visto cruzando una intersección. Foto: Bonner Springs Police

Luego de haber sido visto cruzando la autopista y de que se viralizaran en las redes sociales las imágenes del camello dando vueltas por las calles del suburbio, la policía incluso tuvo que meterse a buscarlo dentro de una cancha de golf, donde tuvo que perseguirlo utilizando carritos de golf. Nuevamente este intento de captura fue en vano, el animal escapó. Fue solo luego de que pasara por varios barrios que los oficiales pudieron acorralarlo y atarlo para llevarlo devuelta con su dueño. “El camello se reunió con sus dueños y volverá a hacer cosas de camello”, dijo el Departamento de Policía de Bonner Springs en un comunicado publicado en Facebook.

Esta no es la primera vez que la policía de Kansas City tiene que salir a perseguir a uno de estos animales durante la época navideña. En 2019 la policía fue alertada de la existencia de un trío de animales que paseaba por la ciudad y representaba un peligro para los autos. El trío consistía en un camello, una vaca y un burro. El pintoresco grupo de animales le sacó sonrisas a varios transeúntes y rápidamente se viralizaron las imágenes de su travesía. Poco después la policía dio con ellos y pudo reunirlos con el sitio de donde habían escapado.

Las organizaciones que luchan por los derechos de los animales han criticado con dureza y constancia el hecho de que todavía se sigan utilizando animales vivos para realizar espectáculos o desfiles. Y aunque su pedido se extiende para todos los animales vivos, los camellos adquieren un grado significativo de atención debido a su gran tamaño y a la abismal distancia entre su hábitat natural y los lugares donde lo tienen en cautiverio, ni hablar de las cosas que lo obligan a hacer. “Los camellos ni siquiera son completamente maduros hasta los 7 años de edad”, dijo PETA en una declaración de 2020 condenando el uso de todos los animales vivos en los festejos navideños. “Pero muchos son obligados a actuar mucho antes. En la naturaleza, estos animales gentiles y sociales, que se soplan suavemente en la cara para saludarse, estarían viajando con sus manadas familiares”.

FUENTE: Infobae