Comscore

VARADOS EN CALAFATE

Turistas quieren ir al Glaciar Perito Moreno antes de ser repatriados

Ver la “Octava Maravilla“, esa es la única súplica que hacen quienes han llegado de otros países para conocer el imponente Glaciar Perito Moreno y, debido al brote de coronavirus en el mundo, debieron cumplir una cuarentena obligatoria en la localidad de El Calafate.

Se trata del pedido que ha manifestado un grupo de turistas que se encuentran varados desde hace más de dos meses en el país, a la espera de una decisión sobre su próximo destino. En su mayoría, viajar a la Patagonia era una gran meta en sus vidas, y han recorrido más de 10.000 kilómetros para llegar a visitar el Glaciar.

Cabe destacar que se encuentran imposibilitados de visitar dicho área natural por la suspensión de actividades y la disposición del cierre de accesos a los Parques Nacionales. Motivo por el cual, luego de recibir los requerimientos del grupo de extranjeros, el sector público y privado de El Calafate ha tomado el caso bajo la necesidad de mostrar que esta ciudad turística se está preparando para ser “distintivamente seguro”, como expresó hace algunas semanas atrás Oscar Souto, secretario municipal de Turismo.

En su gran mayoría, los turistas pertenecen a países del resto del continente americano y Europa, y han llegado a la ciudad cuando el Parque Nacional Los Glaciares ya había cerrado. Así mismo, también debieron cumplir una cuarentena obligatoria en El Calafate, y ahora piden que no quieren irse sin ver “la octava maravilla”.

Según ha levantado el medio Ahora Calafate, son muchas las historias de viajeros soñadores con visitar este lugar. Es el caso de Metin Dekohen y Cansu Çakir, ambos de Turquía y que han preferido quedarse allí, a más de 14.000 km de su país, y esperar que en el algún momento se pueda reabrir el Parque Nacional. Por otro lado, Olga Bogdanova y Max Avdeev han llegado desde Rusia, comparten el mismo hotel y también sueñan con conocer el glaciar más famoso. Otra es la historia de Anne Kurz y Paul Luebke, quienes se encontraban recorriendo Chile y Argentina desde enero, haciendo dedo. Son del centro-oeste de Alemania y tampoco alcanzaron a llegar al PN Los Glaciares.

Es importante destacar el sentido de solidaridad y emoción que ha despertado este deseo de los turistas, a punto tal que acompañan la iniciativa también autoridades provinciales, asociaciones de agencias de viajes y de guías y prestadores de servicios turísticos.

Como ser, la empresa Solo Patagonia ofreció el transporte terrestre y destinaría un catamarán para llevarlos al Glaciar Spegazzini, otra de las maravillas del parque. Por su parte, el centro de interpretación Glaciarium también ofreció abrir sus puertas exclusivamente para los turistas. Y eso no es todo: restaurantes cursaron invitaciones y hasta una chocolatería les obsequió sus productos.

No obstante, la última palabra la tiene el Gobierno nacional. Según ha trascendido, prefieren esperar unos días más para saber si se consolida la favorable situación epidemiológica en la provincia de Santa Cruz.

Fuente: intriper