Comscore

PARA PRINCIPIANTES

Tres posturas sencillas de yoga que te darán mayor flexibilidad

Las diversas ocupaciones diarias, el estrés constante de la cotidianidad o incluso la inactividad generan tensiones en el cuerpo y en la mente. Es necesario realizar actividades y llevar a cabo acciones que nos ayuden a despejarnos y mejorar nuestra calidad de vida. Puede ser desde una buena alimentación, hasta entretenimiento y ejercitación. Una alternativa muy buena para disminuir el estrés y las tensiones acumuladas es el yoga.

¿POR QUÉ EL YOGA ES UNA ALTERNATIVA?

Cuando llevamos un estilo de vida sedentario o hemos tenido poca actividad física, necesariamente tenemos que comenzar a acondicionar nuestro cuerpo. Esto se puede hacer de manera muy exitosa a través de posturas de yoga.

A partir de la flexibilidad que se puede obtener con el yoga, se puede conseguir diversos beneficios:

• Mejorar la postura del cuerpo, lo que evita lesiones y contracturas

• Tener un estilo de vida más activo y, por ende, más sano

• Prevenir lesiones al ejercitarse, hacer deportes y más

ALGUNAS POSTURAS DE YOGA PARA LA FLEXIBILIDAD:

Estas posturas de yoga son bastante simples. Se pueden realizar en una habitación con poco espacio, sin importar edad, condición física o género. Tan solo se necesita el interés de mejorar nuestra condición física y mental.

1. Ananda Balasana o bebé feliz

Su nombre se lo debe a que es una postura que los bebés realizan de manera constante, por lo que están en la naturaleza misma del ser humano. Se realiza de la siguiente manera:

Acuéstate en una superficie sólida, plana, con la espalda completamente apoyada.

Lleva las rodillas hacia el pecho, elevando los pies y tomándolos por las puntas con las manos.

Las piernas deben tener un ángulo de 90 grados.

Se debe sostener la postura por 2 minutos aproximadamente, concentrándose solo en la respiración.

2. Balasana o el niño

Esta es una postura simple, pero muy poderosa. Ayuda a fortalecer los músculos de la espalda, a conseguir mayor flexibilidad y también puede mejorar el sueño. Se realiza mediante las siguientes instrucciones:

Siéntate sobre los talones; es decir, con las piernas plegadas y con la espalda recta.

Inclínate hacia adelante, extendiendo completamente los brazos.

El pecho debe quedar pegado a las rodillas y los glúteos a los talones.

Permanecer en la posición durante 2 minutos, prestando atención a la respiración.

3. Uttanasana o la pinza

Esta postura es un poco más avanzada y por lo tanto con mayores beneficios para la flexibilidad del cuerpo. Sobre todo, en la parte superior y baja de las extremidades inferiores. Esta postura es altamente recomendable para aliviar problemas de depresión, dolores de cabeza y más.

Se consigue de la siguiente manera:

Separa las piernas a la abertura del ancho de las caderas y colócate en una posición firme.

Toma aire, inclina tu cuerpo hacia adelante mientras exhalas, hasta llevar el tronco lo más bajo posible.

Coloca las manos por la parte posterior de los tobillos para mejor agarre.

Mantén la posición por 2 minutos.

Fuente: bioguia