A un click
Viernes 05 de Julio de 2019

Terminó su ciclo de quimioterapias y descubrió que estaba sano

Un hombre residente de Colorado en el centro de Estados Unidos comenzó a sentir un fuerte dolor en la axila. Al realizarle los exámenes correspondientes le diagnosticaron cáncer. Después de cinco años de quimioterapia se dio cuenta que no padecía la enfermedad.


El dolor en la axila le permitió al médico realizarle pruebas para conseguir el origen de la afección. La conclusión llevó al experto a pensar que tenía anomalías en el pulmón izquierdo.


Al final los resultados arrojaron que sufría de histiocitosis de células de Langerhans.


Después de cinco años y al ver que a su médico lo habían despedido, tuvo que buscar a otro especialista. Ahí fue donde se dio cuenta que no tenían cáncer sino vasculitis, que es producto de la inflamación de los vasos sanguíneos.

Comentarios