A un click
Martes 19 de Noviembre de 2019

Techos verdes, la vida de las azoteas

Embellecen grandes y pequeñas ciudades, son sustentables y fáciles de mantener. Los techos y azoteas verdes son una tendencia cada vez más popular en el mundo, y no es casual puesto ya que tienen grandes beneficios.

El auge de la sustentabilidad y la toma de conciencia sobre el impacto negativo que tienen los edificios para el medioambiente ha disparado la proliferación de un tipo de construcción que busca la armonía con la naturaleza, cuidando el gasto de la energía y de los recursos naturales en general. En pocas y sabias palabras: una construcción responsable.


De a poco la arquitectura va cambiando su imagen, siempre ha sido un reflejo de lo que somos como sociedad. Empezamos a ver edificios con componentes que antes era muy raro encontrar: paneles solares fotovoltáicos, calefones solares, y jardines en techos y azoteas... ¡Sí, Jardines!


Observar, imaginar y crear

Construidos con las técnicas correctas y seleccionando plantas exclusivas para este tipo de jardines minimizaremos el mantenimiento y tendremos la seguridad de evitar problemas técnicos como las temidas filtraciones de agua.


Una invitación para los mendocinos es subir a una terraza de un edificio alto (la de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, por ejemplo) y además de disfrutar de las excelentes vistas panorámicas, observar con detenimiento la infinidad de techos y azoteas que existen. Están ahí, algunas llenas de vida (Con sus churrasqueras y hasta en algunos casos piletas y quinchos) otras grises y abandonadas.


Ahora imaginemos por un momento que estas terrazas se comenzaran a convertir en jardines donde la gente pueda disfrutar de un espacio que antes se usaba poco y nada, cultivar sus propias verduras y aromáticas, atraer mariposas y aves, etc. Esta idea que parece utópica ya no lo es puesto a que tenemos las técnicas disponibles para hacerla realidad.


Beneficios

La transformación de superficies de cemento y hormigón en jardines baja la temperatura media de la ciudad dado a que mitigan el efecto denominado "isla de calor" que se produce por el sobrecalentamiento de las superficies durante el día y durante la noche cuando debe bajar la temperatura estas superficies comienzan a irradiar el calor acumulado elevando la temperatura respecto a las zonas suburbanas (que tienen más verde).


Los techos verdes no solo benefician a los usuarios directos sino que también hacen un gran aporte a la comunidad. Si bajamos la temperatura media también bajamos el consumo de energía por uso de aires acondicionados.

Para destacar:

  • Son aislantes termo - acústicos.
  • Integración con el paisaje natural.
  • Dan valor agregado a los edificios.
  • Atraen a aves y mariposas.
  • Posibilitan el uso recreativo de terrazas y balcones.
  • Son un recurso más para el diseño de edificios y espacios interiores.
  • Disminuyen los efluentes pluviales ya que retienen agua.
  • Son adaptables a casi cualquier techo.
  • Se pueden obtener beneficios en impuestos.
  • Resultan en una muy buena herramienta de marketing.

Pensar el clima árido

Existen techos verdes de distinto tipo que se pueden combinar o utilizar de acuerdo a la necesidad de los usuarios.


Una pregunta que nos hacen mucho es respecto del riego y el clima árido de Mendoza. Al tratarse de un jardín no podemos prescindir de un sistema de riego (en ciudades más húmedas como Córdoba o Buenos Aires funcionan sin riego artificial) pero este es muy sencillo.


Se trata solamente de un goteo y un pequeño programador. Además una de las capas del jardín retiene humedad.


Las plantas que se utilizan son de especies adaptadas a nuestro entorno seco y agreste por lo que tienen realmente poco consumo de agua y mantenimiento. Hay una gran gama de especies nativas y adaptadas para poder diseñar el jardín más adecuado.


Nuevas tecnologías

Los sistemas de impermeabilización son muy seguros y superiores a las impermeabilizaciones comunes cuentan con varias capas que protegen el techo de los daños que pudieren causar las raíces. Al estar protegidas por el jardín tienen una altísima durabilidad puesto a que no están expuestas al desgaste por rayos UV y a las contracciones y expansiones provocadas por la amplitud térmica.


Otro punto a destacar es respecto al peso. Las nuevas tecnologías nos permiten ofrecer un jardín con un peso realmente bajo (Desde 90kg/m2) lo cual resulta en un significativo ahorro en la estructura del edificio.


Grandes ciudades del mundo como Bogotá, México DF, Bangkok en Asia o varias ciudades de Europa están llevando estos jardines alternativos a otro nivel de expansión y conciencia.


Pero esto no está alejado de nuestra realidad. Hay grandes avances en nuestro país. Ciudades como Buenos Aires, Córdoba, Rosario visten sus techos con jardines y premian a los usuarios por esta actitud.


Fuente: DiarioUno

Comentarios