A un click
Martes 04 de Septiembre de 2018

Te mostramos los secretos para un rostro natural según tu edad

Todas las mujeres buscan naturalidad en la expresión y suavizar el paso del tiempo sin perder la singularidad del rostro, según explicó una especialista.

La dermatóloga Lilian Demarchi recibe a varias famosas para cuidar su piel. Sin embargo, todas sus pacientes, sean actrices, modelos, empleadas administrativas, amas de casa, docentes o abogadas, buscan lo mismo: "Naturalidad en la expresión, ser ellas mismas, suavizar el paso del tiempo sin perder la singularidad del rostro".

No hay recetas mágicas, hay que ocuparse. La buena noticia es que "cuidarse la piel no tiene que ser una tortura", según la misma especialista aseguró: "tiene que ser algo fácil, de todos los días y que sea compatible con nuestra vida de mamá, de mujer que trabaja y no tiene tiempo de sobra".

"Básicamente es sacarse el maquillaje todos los días, en la ducha si nos bañamos a la noche o con algún agua micelar o lo que tengamos en casa y que el dermatólogo haya chequeado y ponerse una crema hidratante de noche. Y después ir a dormir -comenzó a detallar-. A la mañana siguiente, nos lavamos la cara y los dientes, y nos ponemos una buena humectante de día y protector solar. Esa es la rutina diaria básica".

¿No parece imposible de cumplir, no es cierto?

A esa edad, según explicó la especialista, "empieza a disminuir la producción de colágeno y lo que se necesita es hidratar la piel en profundidad". "Es necesario empezar a bioestimular las células y lo recomendable es comenzar con algún tipo de tratamiento mini invasivo para estimular la producción de colágeno", propuso, al tiempo que destacó que uno de los más indicados en este sentido es la mesoterapia facial. "Son microinyecciones con vitaminas, aminoácidos y ácido hialurónico que ayuda a hidratar y nutrir la piel en profundidad. Esto es prevención y también empezar a tratar la piel", apuntó.

"Cuando llegamos a los 40 hay que empezar a hacer cosas un poco más activas. A esta edad, puede empezar a notarse, por ejemplo, que el óvalo de la cara comienza a perderse y lo más recomendado será tensar con algún producto tensor por excelencia", recomendó la especialista.

"Entre los 40 y 50 años empezamos a ver ciertas 'sombras' en la cara que nos dan aspecto de cansancio, como abajo de los ojos y en el surco nasogeniano -añadió-. Ese síntoma es señal de pérdida de colágeno, y lo que hay que hacer es reposicionar con el uso de ciertos rellenos como el ácido hialurónico que se amalgama a la dermis y da un aspecto muy natural".

Comentarios