A UN CLICK

Estos son los errores más comunes a la hora de aplicar protector solar

Ya es más que sabido que, para disfrutar del sol y permanecer largas horas en la playa o al aire libre, el uso del protector solar es imprescindible.
"Estar al sol es una de las cosas de la vida que a muchos nos da placer. Además, tiene sus beneficios. Fortalece huesos y dientes, estimula la inmunidad, equilibra el colesterol, disminuye la presión sanguínea, ahuyenta la depresión, nos llena de energía; y, a largo plazo, aumenta la incidencia de cáncer de piel, lunares y variadas alteraciones oculares" subraya la doctora Lilian Demarchi, dermatóloga y miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología.Pero, con solo la aplicación de un filtro no alcanzar para evitar estos riesgos. La idea es descartar los errores más frecuentes con respecto a la aplicación de los cosméticos. Para ello, los especialistas consultados por Entremujeres Clarín brinda una guía básica.Para los chicos, es importante usar productos especiales.



No pensar en el índice de protección
"Para elegirlos, es fundamental tener en cuenta el tipo y color de piel y la edad. Esto permitirá buscar una alternativa que brinde resistencia a la exposición solar. Esto surge como el resultado del cálculo que se hace entre el tiempo mínimo que se puede exponer la piel sin sufrir enrojecimiento y el que tomaría en presentarse este enrojecimiento si no se usara protector solar. De todas maneras, en las zonas donde la incidencia de la radiación es alta -como la playa o la montaña-, el índice de protección no debe ser menos de 50", explican las doctoras Karina Nadur y Vanina de Marco, miembros de la Sociedad Argentina de Dermatología y directoras del centro ND Skin.La regla general es que las pieles más claras necesitarían un factor de protección más alto.Obviar el tipo de piel"La nueva generación de productos solares vienen en crema, emulsión o spray que se adaptan al tipo de piel", dicen Nadur y De Marco. "También es importante que contengan agentes antiradicales libres. Como el germen de trigo, que actúa contra el envejecimiento prematura de la piel", agrega la doctora en química Norma Bustos, a cargo de la línea Fórmula Doctora Bustos.No renovar el producto
Esta es una equivocación muy frecuente. La medida recomendada es "aplicarlo cada dos horas y aunque se trate de presentaciones water proof, renovarlo después de cada baño", completa la cosmiatra y esteticista Viviana Bustos, directora de su escuela de capacitación.Creer que el protector solo es suficiente
"Además, deberían llevarse sombreros y anteojos, buscar la sombra y respetar los horarios recomendados", aclara el médico dermatólogo Christián Sánchez Saizar, director del Centro Concepto Estético.El tono de piel, fundamental para elegir el protector solar.



Pensar en un único cuidado para todo el cuerpo

"La cara, el cuello, el escote y las manos son las zonas más expuestas y, al mismo tiempo, nuestra carta de presentación. Si bien es cierto que el cuidado de estas zonas es importante a nivel estético, es más importante desde el punto de vista de nuestra salud", distingue Sánchez Saizar.Colocarle a los chicos un protector para adultos"Los chicos necesitan pantallas físicas, que son aquellas que dejan la piel blanquecina. También hay que tener en cuenta que no se debe exponer a los bebés menores de seis meses", dicen Nadur y De Marco.Los nuevos productos solares vienen para cada tipo de piel.



Al usar protector, exponerse sin restricciones

"La exposición prolongada en horas pico -entre las 11 y las 16- no está recomendada. Además, hay que tener en cuenta que en los días nublados hace falta protección. Porque las nubes dejan pasar el 85 por ciento de las radiaciones", completan Demarchi y Sánchez SaizarNo proteger la cabezaEl pelo y el cuero cabelludo también sufren la acción de los rayos solares. El uso de sombreros y protectores capilares, para las fibras, es fundamental.Aflojar los cuidados a medida que avanza el verano"La protección solar debe mantenerse aún cuando la piel está bronceada o después de colocar autobronceante", explican Nadur y De Marco.Usar los productos del año anteriorUna vez abiertos debe respetarse el período de uso que está indicado en el envase -está indicado con el dibujo de un envase abierto, ya que se oxidan o pierden efectividad.