San Juan 8 > A un click > sexo

Sexo: ¿Qué pasa cuando hay una "falla" ocasional en la intimidad

Aunque cueste creerlo, el amor no garantiza plenitud sexual. Cuándo consultar a un especialista.

“Apreciado Doctor Sira, mi novio y yo tenemos una relación de casi tres años, en ese lapso de tiempo hemos tenido constantes peleas, las cuales resolvemos, pero a veces tanto él como yo nos sacamos en cara los errores del pasado, hemos tenido altibajos, que a veces es como un comenzar de nuevo. Ahorita tenemos un problema, y es que hemos intentado estar juntos 2 veces, el tiene su erección normal pero cuando pasamos al coito se pierde o no logra eyacular ¿Por qué le pasa esto si él es un hombre joven? Rebecca, 22 años, Caracas.

Estimada Rebecca, tanto hombres como mujeres podemos tener fallas ocasionales en nuestra respuesta sexual sin que ello signifique que tenemos problemas en esta área, y esto puede darse a cualquier edad. El hecho de ser jóvenes no implica que no podamos tener fallas en la erección o en el orgasmo. Entre las causas pudiéramos tener angustia durante el acto sexual, cansancio, o hasta estar ebrios luego de una rumba. A veces, la causa es tan sencilla pero no la vemos porque pensamos que en la juventud no puede haber fallas, y lamentablemente esto no es cierto.

Te puede interesar...

Otro error común es pensar que si estamos enamorados tampoco tienen porqué aparecer fallas en nuestra sexualidad, pues déjame decirte que un altísimo porcentaje de parejas que me consultan por problemas sexuales están enamoradas, por lo tanto el amor no garantiza tampoco un buen funcionamiento sexual. Por eso es que siempre insisto en que busquemos la información adecuada cuando tengamos dudas acerca de nuestro funcionamiento sexual o de cualquier otra área de nuestro cuerpo.

Se calcula que el 60% de las personas que consultan a un sexólogo se curarían con la adecuada información sexual. Se habla de trastornos en el área sexual y que requieren la consulta a un especialista en sexología, cuando las fallas superan el 50% de las veces que tenemos relaciones sexuales y cuando tienen más de seis meses presentándose.