Comscore

A UN CLICK

Una serpiente se tragó una ametralladora Kalavnikov

Últimamente las serpientes pueden comer cualquier presa que consigan en su camino, pero en esta oportunidad una cobra fue más allá de los límites de lo insólito al comerse una ametralladora kalavnikov.

Un usuario de Twitter subió unas extrañas fotografías de como una culebra de color negro se desliza por el camino, pero con lo llamativo de que su “alimento” tiene la forma del arma de fuego. Ya con esto no queda duda de que esos reptiles no creen en nadie a la hora de buscar algo con qué alimentarse.