A un click
Jueves 03 de Octubre de 2019

Se tatuó, se arrepintió y se lo borró con un rallador

Un joven decidió hacerse un tatuaje en el brazo. Sin embargo, a la semana descubrió que no le gustaba el diseño y eligió la forma más insólita y dolorosa para sacarlo: con un rallador.


Un amigo se tatuó y como no le gusto el tatuaje se lo saco con un rayador de queso. Si un rayador de queso.


"Un amigo se tatuó y como no le gusto el tatuaje se lo saco con un rayador de queso. Sí, un rayador de queso", posteó el joven.


"Ojo, la hizo bien o no la hizo bien? Mejor que el laser", agregó Matías con una imagen del brazo sin tatuaje.

La publicación se volvió viral rápidamente y hasta ahora cuenta con 12 mil Retweets y 60 mil "Me gusta".

Comentarios