A un click
Lunes 11 de Diciembre de 2017

Se encontró con la "Parca", la fotografió y vivió para contarlo

Uno de los grandes misterios de la humanidad está vinculado a lo que sucede una vez que se consuma la muerte de una persona.

Recurrentemente solemos preguntarnos qué es lo ocurre en el momento en que se termina la vida, si es que realmente culmina o si es simplemente un paso más.

Y si bien existen muchas especulaciones y análisis al respecto, que incluye la interminable discusión en la que se meten quienes lo ven desde el punto de vista religioso con aquellos que lo evalúan desde el punto de vista científico, lo cierto es que un acontecimiento sucedido en el Reino Unido de Gran Bretaña generó mucha repercusión en ambos lados de la "grieta".

Es que un residente de Doncaster estaba cuidando a su padre, Roy Krenk, quien tiempo después murió de cáncer, en el momento que apareció una imagen muy rara.

Las últimas horas de Roy en este mundo fueron cerca de su familia. Desde que le decretaron esa grave enfermedad, sus parientes más cercanos lo visitaron con suma frecuencia para compartir momentos amenos, antes de que se produjera el inevitable desenlace.

Hasta que, pocas horas antes de que el hombre falleciera, al menos en la parte física, surgió de la nada "un extraño ser parecido a la muerte o a un monje y un cuervo fantasmal", según confesó su hija. Lo más increíble es que esta imagen fue fotografiada y sigue recorriendo el mundo.

"Estaba cuidando a mi padre en el hospital y fue extraño porque él siguió señalando hacia afuera. No podía hablar más y no podía explicar lo que quería mostrarme, pero estaba horrorizado y pensé que todo se debía a su enfermedad. Después de eso salí de la habitación y fui al baño, ahí fue cuando vi una extraña silueta en el pasillo y como un pájaro a su lado. Estaba muy asustada, pero logré fotografiarlos", inició su relato. Pero no fue todo.

De inmediato, y con signos de conmoción por lo observado, la mujer aún horrorizada agregó: "Lo vi y me sacudió un poco, para ser sincera. Lo encontré un poco inquietante, pero aún así saqué una fotografía. Aparentemente, los cuervos se supone que son un signo de que la muerte está cerca. Pero no había cuervos allí: era un hospital. No había nada en ese pasillo, aparte de la silla de ruedas. Le pregunté si creía que papá se había ido al cielo y le mostré la imagen. Él sólo dijo '¿qué es eso?'. Se sorprendió".

A los 43 años, ahora su hija Sharron está compartiendo las imágenes profundamente personales para que otros que están preocupados por sus seres queridos fallecidos puedan ver que también pueden haber tenido a alguien esperándolos del otro lado.

"Cuando lo miro ahora me hace sonreír, saber que alguien estaba esperando al que fallece", confesó con claros gestos de emoción. Vale remarcar que Roy había mantenido en secreto la enfermedad, pero eventualmente les dijo a sus familiares y Sharron está agradecida de que no sufriera por mucho tiempo, ya que falleció el 29 de julio de 2013, sólo tres meses después de su diagnóstico.

Lo que sí contó es que, antes de su muerte, Roy no creía en nada que tuviera que ver con espíritus o fantasmas, a pesar de que antes Sharron capturó cosas en la cámara.

"Solía ver estas cosas y decirle a mi papá, pero él solía decir 'no seas estúpida, no existe tal cosa' y nunca me tomó en serio. Pero luego con el tiempo inventaron las cámaras de los teléfonos y pude capturar cosas que vi y pude mostrárselas", aunque su pensamiento jamás cambió.
Embed

Fuente: cronica

Comentarios