San Juan 8 > A un click > Supermercados

Recomiendan extremar los cuidados para evitar contagios en supermercados

Los geriátricos y las oficinas encabezan la lista actual de lugares donde se puede contraer coronavirus. El Public Health England, una agencia ejecutiva del Departamento de Salud y Atención Social del Reino Unido, trata de determinar si a esa nómina se pueden agregar los supermercados, aunque aún no hicieron público cuántos casos originan o qué proporción de contagios causan.

En el último informe de la agencia inglesa, el 53 por ciento de las personas que dieron positivo reveló haber visitado un supermercado, ya sea para trabajar o comprar, sin distinción. Sin embargo, si bien esto muestra dónde estuvo una persona, no nos dice cuándo o dónde ocurrió la transmisión.

Te puede interesar...

El virólogo de la Enfermería Real de Leicester, el doctor Julian Tang, cree que los supermercados resultan un lugar obvio para la infección: “Son el epicentro de una comunidad y la gente de toda la ciudad concurre allí con bastante regularidad”, afirma.

El distanciamiento social puede ser difícil en los supermercados, y muchos tienen sistemas de ventilación deficientes, lo que significa que el virus puede persistir en el aire.

Investigaciones recientes sugieren que el personal del supermercado, con roles orientados a la atención directa del cliente, tiene cinco veces más probabilidades de dar positivo por el virus que sus colegas que trabajan en otros sectores.

En un estudio estadounidense sobre este tema, publicado en octubre en el British Medical Journal, los expertos también encontraron que tres de cada cinco de los que dieron positivo fueron asintomáticos. Esto, sugirieron los autores, significaba que los trabajadores podrían ser un “reservorio” para la infección.

Los cuatro lugares más peligrosos del supermercado

Los expertos sostienen que es importante reconocer desde dónde el virus del COVID-19 puede acechar. Algunos de los lugares más complicados son:

  • Los baños: Son un lugar cerrado y transitado. En ellos, resulta inevitable abrir puertas y grifos de agua, tocar llaves de luz, perillas y hasta el papel higiénico o las toallas o máquinas para secar las manos. De ser posible, hay que evitar estos lugares, y si no hay otro remedio, lavar bien las manos y utilizar servilletas para tomar la manija de la puerta al salir (y luego depositarlas en el basurero).
  • Las heladeras: Son islas muy visitadas y la gente las abre y cierra todo el tiempo, manipulando los productos que allí se encuentran. El virus resiste de dos a tres días en el acero inoxidable, por eso se sugiere usar servilletas o papel de baño para abrir las puertas de estos refrigeradores.
  • Las cajas registradoras: La regla de salud establece que las personas deben mantener una distancia de dos metros. Sin embargo, no toda la gente respeta esta disposición cuando se trata de llegar a la caja y hacer fila. En estos lugares, tampoco falta la persona que busca conversación. La clave está en el correcto uso del tapabocas y no descuidar una higiene adecuada de manos.
  • Los carros: Se tienen que limpiar los agarres con toallas desinfectantes. Luego hay que aplicarse alcohol en gel en las manos (frotar en ambas palmas, en los dorsos, en los espacios entre los dedos y en las yemas , en los pulgares, en las uñas y en las muñecas) durante 20 a 40 segundos.

Fuente: TN