San Juan 8 > A un click > viernes santo

¿Qué se conmemora el Viernes Santo

Cada Viernes Santo de Semana Santa, este año 15 de abril, los corazones de los cristianos se encogen por el dolor y la pasión de Jesús en la noche de su muerte. Este día de penitencia ni siquiera tiene la celebración de la Eucaristía, en su lugar, una solemne liturgia conmemorará la pasión de Jesús. A las 3 de la tarde se rezará el Credo, una oración que confiesa o declara la fe compartida de los cristianos: «Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso (...) y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato (...) de nuevo vendrá con gloria (...)». Estas frases seleccionadas representan el viernes Santo, el acogimiento del pueblo, el reconocimiento como Rey de Paz, la creencia en la salvación y el juicio final.

Te puede interesar...

En aquella tarde, Jesús anduvo con su cruz a hombros hasta llegar al monte donde sería crucificado junto a dos ladrones, uno a su izquierda y otro a la derecha. Todo el pueblo de Jerusalén acompañaba a Jesús en su camino lamentando y suplicando por su vida. Los que no confiaban en su palabra, lo humillaban y se burlaban de él: «Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo» (...) «¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros» A lo que Jesús contestó: «Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu» (Lucas 23:38) Y dicho esto, falleció, descansando de todas las torturas.El Viernes Santo es un día de luto y oscuridad, donde recordamos su muerte y el sacrificio que hizo por todos los hombres para la salvación de nuestros pecados y la vida eterna. De ahí que el símbolo que se adora - el más representativo de oración para los cristianos- sea la cruz, como acompañamiento en su sufrimiento.

Las siete palabras de Jesús

Este día se representa en todas las Iglesias y casas en forma de oscuridad que, bajo un manto negro, cubre los sagrarios y las imágenes de Jesús. Esto es el símbolo de la ausencia del Hijo de Dios, que ha sido sacrificado. La Virgen María, madre de Jesús y madre de los hombres, se viste de luto para velar la muerte de su hijo y representar su dolor. Para la reflexión, una de las costumbres más bonitas de este triste día es la lectura de las siete palabras que pronunció Jesús cuando estaba en la cruz:Las siete palabras de Jesús:Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.

(Lucas 23:24)

En verdad te digo: «Hoy estarás conmigo en el paraíso» (Lucas 23:43)

Hijo, he ahí a tu Madre: Madre, he ahí a tu hijo.

(Juan 19:26)

¡Dios mío!,¡Dios mío! ¿Por qué me has abandonado? (Mateo 27:46)

Tengo sed.

(Juan 19:30)

Todo está consumado.

(Juan 19:30)

Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

(Lucas 23:46)

FUENTE: www.eldebate.com