San Juan 8 > A un click > perro

Qué hacer si tu perro tiene pesadillas

Lo peor que podemos hacer es despertarlo de forma brusca. Qué tener en cuenta en esos momentos.

Es una situación muy común. Tu perro está durmiendo plácidamente y de golpe, lo escuchas emitir ladridos bajos, llora, mueve la pata, los mofletes y las orejas, y entreabre los ojos. No te preocupes. Al igual que los humanos, ellos también tienen pesadillas. En ese momento, nuestra mascota está en una fase profunda del sueño, denominada REM. Tal vez por no dormir bien o dormir poco, porque no se siente cómodo en el lugar o porque quizás está tenso por alguna situación puede, como a cualquier persona, ocasionarle este tipo de ensueños angustiosos.

La primera reacción que solemos tener es despertarlo para que no sufra. Sin embargo, no es lo más aconsejable. Es que al ser despertado de golpe podría asustarse y mordernos como un acto reflejo de defensa. Además, puede quedar temeroso al no entender qué sucedió.

Te puede interesar...

En esos casos, lo ideal es esperar a que se calme y recién ahí intentar tranquilizarlo con voz suave y hablándole muy despacio hasta que note nuestra presencia y se vaya relajando.

Otra alternativa es llamarlo por su nombre en voz baja, lo que provoca que el sueño se reconduzca hacia algo conocido y se tranquilice. Acaricialo por el costado, sin tocarle la cara para que lentamente salga de ese estado REM sin brusquedad.

Mejor descanso

Una vez que se despertó, déjalo que vuelva a dormirse si quiere. Ahora, más tranquilo, va a poder descansar mejor y calmarse luego de la pesadilla.

A algunos le sucede de vez en cuando, pero si los malos sueños se producen con frecuencia, es importante tener en cuenta algunos datos para posteriormente consultar con un veterinario. Por ejemplo, si se producen en algún momento en particular, si hay ruidos en la casa en ese instante, la dieta que lleva y cada cuántas horas se alimenta. De esta manera, el especialista podrá establecer las causas de estos sueños y, en caso de que lo crea conveniente, mandará a hacerle unos estudios para descartar cualquier patología.

Establecerle rutinas de paseo y de comidas, darle un espacio para que esté seguro y tranquilo y brindarle una cama que sea sólo suya y que le otorgue el máximo confort son algunos de los recaudos para asegurarle un descanso reparador, libre de pesadillas.

Si aún así notás que no se despierta, y que permanece en ese estado durante varios minutos es fundamental que llames rápido a un veterinario para que puede ser asistido cuanto antes.