San Juan 8 > A un click > senos

¿Pueden crecer los senos con las vacunas contra el coronavirus?

Las dudas surgieron luego de que una joven noruega se quejara en TikTok de que sus mamas habían aumentado de tamaño tras recibir la vacuna contra el coronavirus.

Al principio de la pandemia, se habló de algunos casos aislados de hombres que -tras infectarse con COVID- informaron erecciones involuntarias y prolongadas. Ahora, con las vacunas en pleno plan global de aplicación e inmunización, surge un nuevo posible síntoma extraño de la inoculación: el crecimiento de los senos. Pero ¿es mito o realidad?

Las dudas surgieron luego de que una joven noruega se quejara en TikTok de que sus mamas habían aumentado de tamaño tras recibir la vacuna de Pfizer contra el coronavirus. Luego, se sumaron otras usuarias que dijeron haber experimentado lo mismo. No obstante, parece ser más un mito o ilusión que realidad, ya que ninguna vacuna que se aplica actualmente en el mercado contiene hormonas, sumado a que no existe evidencia científica que relacione los sueros con un posible aumento de la talla mamaria.

Te puede interesar...

Para Heinrich Bachmann, jefe del centro de diagnóstico de mama del Hospital Nordland en Bodø -quien fue entrevistado por la corporación pública noruega NRK-, el eventual crecimiento de los senos es solo “aparente” y se produce por “la inflamación temporal de los ganglios linfáticos, reacción que dura unas semanas”.

Por su parte, el médico Steinar Madsen le dijo a la Agencia Noruega de Medicinas: “Aproximadamente el 10% de las mujeres que reciben la vacuna tendrá los ganglios linfáticos de las axilas inflamados”, lo que puede dar un efecto óptico de aumento mamario. Y añadió: “Esa inflamación hace que los senos sean impulsados un poco hacia adelante y de esta manera quede la sensación de que son más grandes”.

Con Bienestar habló con el infectólogo Antonio Montero (M.P. 8.249), que dijo que “todo es posible” aunque aún no puede incluirse al aumento mamario como un síntoma postvacuna ya que no existe evidencia científica al respecto. En ese sentido, aclaró que ninguna de las vacunas que se aplican en el mundo contiene hormonas, sino que la mayoría “tiene sólo adenovirus modificados, algún coadyuvante ya usado desde hace siglos en otras vacunas para potenciar la respuesta inmune local, algún conservante y nada más”. En tanto, las vacunas de Pfizer y Moderna son de tecnología ARNm.

¿Qué dijo Pfizer al respecto?

Jofim Henriksen, gerente de comunicaciones de Pfizer, no descartó la posibilidad de que el aumento mamario suceda temporalmente en algunas personas como parte de la reacción inmunológica tras recibir el suero contra el SARS-CoV-2. No obstante, aún no tienen estudios concretos que lo corroboren.

¿Puede cambiar el ciclo menstrual después de la vacuna?

La vacunación afecta directamente a las células inmunitarias, lo que podría provocar que el revestimiento del útero se desprenda prematuramente y, de este modo, causar manchas o períodos más abundantes.

La información que obtuvo The Times indica que en el Reino Unido, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos de Salud recibió casi 4 mil informes de cambios en los períodos de las personas después de una vacuna contra el COVID-19. De ellos, 2.734 casos ocurrieron después de haber recibido la vacuna de Oxford-AstraZeneca, 1.158 se dieron luego de haberse inoculado con la de Pfizer-BioNTech, y 66 al haberse vacunado con la de Moderna.

¿Cómo podría cambiar el ciclo menstrual de una persona después de una vacuna? ¿Están estos efectos secundarios realmente relacionados con el COVID-19 o se deben al estrés y otras alteraciones en la vida que podrían coincidir con la inoculación?

“De la misma manera en que yo puedo comunicar que siento cefalea o dolor en el brazo tras la vacuna, puedo informar sobre un sangrado irregular y abundante. Es sintomatología que yo expreso como efecto secundario. Si eso lo provoca la vacuna o es casual habrá que estudiarlo, pero si se ignora, no va a ser punto de partida de nada”, contó la obstétrica Laura Cámara, del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de España.

Se entiende que estos problemas en la menstruación son subjetivos, pero también lo es el malestar general y hay que tenerlo en cuenta como efecto. “El ciclo menstrual es un ciclo vital. Si no hacemos caso, estamos ignorando a la mitad de la población. No hay que dejar de hacerle caso porque para nosotras es importante. Merecía la pena que por lo menos se escuchara”, remarcó la especialista.

La explicación

La vacunación afecta directamente a las células inmunitarias, lo que podría provocar que el revestimiento del útero se desprenda prematuramente y causar, de este modo, manchas o períodos más abundantes. Aun así, Victoria Male, inmunóloga reproductiva del Imperial College de Londres, señaló que no existe ningún vínculo entre la vacuna contra el COVID-19 y los abortos espontáneos y que cualquier efecto secundario de la vacuna es temporal. Sí existe evidencia de que las vacunas contra la gripe y el virus del papiloma humano (VPH), mucho más estudiadas que las del coronavirus, afectan al ciclo menstrual temporalmente. “Estas vacunas no afectan en ningún caso a la fertilidad”, aseveró.

FUENTE: TN