San Juan 8 > A un click > Portugal

Portugal prohíbe los mensajes de los jefe a sus empleados fuera del horario laboral

El Parlamento de ese país europeo aprobó la nueva legislación a raíz del crecimiento del teletrabajo con la intención de separar la vida personal de la laboral.

Los trabajadores a distancia de Portugal podrán tener un equilibrio más saludable entre su vida laboral y personal gracias a la nueva legislación laboral aprobada por el Parlamento del país para regular el teletrabajo: sus jefes no podrán contactarlos fuera del horario de oficina.

Las nuevas normas son una respuesta a la explosión del trabajo a domicilio como consecuencia de la pandemia del Covid-19, según el Partido Socialista, en el poder en Portugal.

Te puede interesar...

Según la nueva normativa, los empresarios podrían ser sancionados por contactar con los trabajadores fuera del horario de oficina. Esta regla se extenderá a todos los trabajadores, no sólo a los que teletrabajan. Se permiten excepciones por razones de "causa mayor" limitadas a situaciones realmente imprevistas o urgentes, informa Jornal de Negocios.

Las empresas también tendrán que ayudar a pagar los gastos ocasionados por el trabajo a distancia, como el aumento de las facturas de electricidad e Internet.

Pero las modificaciones de la legislación laboral portuguesa tienen límites: no se aplicarán a las empresas con menos de diez empleados.

Las empresas pueden ahora enfrentarse a multas por ponerse en contacto con los trabajadores fuera de su horario normal de trabajo, según la nueva normativa.

También se prohíbe a los empresarios vigilar a sus empleados mientras trabajan en casa.

Sin embargo, los diputados portugueses rechazaron una propuesta para incluir el llamado "derecho a la desconexión", es decir, el derecho legal a apagar los mensajes y dispositivos relacionados con el trabajo fuera del horario de oficina.

La nueva normativa también es una buena noticia para los padres de niños pequeños. Ahora tienen derecho a trabajar desde casa sin tener que acordarlo previamente con sus empleadores, hasta que su hijo cumpla ocho años.

Fuente: NA