San Juan 8 > A un click > Sándwich

¿Por qué se celebra el 3 de noviembre el día del sándwich?

Se conmemora en honor a John Montagu IV que empezó a comer carne entre dos rebanadas de pan para no ensuciarse

Cada 3 de noviembre, se celebra el Día Mundial del Sándwich en coincidencia con la fecha de nacimiento del inglés John Montagu IV, conde de Sándwich, a quien le gustaba comer sin ensuciarse los dedos mientras jugaba a las cartas. Por este motivo comenzó a poner un trozo de carne entre dos rebanadas y degustarlo sin parar de jugar.

Hoy los sándwiches en sus distintas variedades despiertan la pasión de millones de personas alrededor del mundo. Además de ser una solución rápida y rica, se pueden preparar con un sinfín de ingredientes de todo tipo.

Te puede interesar...

En cuanto a lo que se sabe del creador de esta comida elegida a nivel mundial. John Montagu (1718-1792) era un hombre importante en su época. Fue educado en los mejores colegios, ocupó cargos importantes como embajador plenipotenciario, primer lord del Almirantazgo, lord Justicia, vicetesorero adjunto de Irlanda, pero lo cierto es que su nombre no se recuerda por sus méritos.

La fama le llegó con el descubrimiento de James Cook de un archipiélago en el Atlántico al que puso el nombre de Islas Sandwich, en honor al conde que había costeado los gastos de la expedición. Hoy se conocen como Hawái, pero aún mantienen su denominación las islas Sandwich del Sur, a las que se les agregó “del Sur”, para distinguirlas de las primeras “islas Sándwich”.

Sin embargo, el aporte de Montagu que ha pasado a la historia popular es la de un sencillo sándwich hecho con dos rebanadas de pan de molde entre las que se coloca jamón, queso, vegetales u otros alimentos. Así define sándwich la Real Academia de la Lengua, que no admitió su grafía hasta 1927.

No está claro si el famoso sándwich lo inventó él, o su cocinero, que tuvo que idear una comida con la que el conde no se manchara las manos mientras jugaba a las cartas porque este era un jugador empedernido que podía pasar días y noches sin apartarse de la mesa de juego.

Cuentan que durante las largas negociaciones de la Paz de Aquisgrán , que se prolongaron durante dos años, cuando tuvo lugar la partida de cartas en la que nació el sándwich. John Montagu IV había sido enviado en 1746, en la delegación que representaba a la emperatriz María Teresa, y dedicaba sus ratos de ocio a jugar a los naipes. “Su pasión era tal, que no se levantaba de la mesa ni para comer”, cuenta Fisas. Su cocinero ideó entonces una solución: le sirvió un filete de buey entre las dos mitades de un panecillo.

En la sala blanca del Ayuntamiento de Aquisgrán se pueden ver los retratos de los ministros que acabaron con la guerra sucesoria de Austria, entre ellos el del conde de Sandwich. Es “el más conocido” de todos, “famoso por haber inventado el famoso plato que lleva su nombre”, señalan en la web oficial.

“La idea tuvo éxito y pronto se puso de moda, hasta tal punto que en las reuniones aristocráticas se empezó a servir lo que, desde entonces, se llama un sándwich”, recogía el fallecido escritor y colaborador radiofónico de Luis del Olmo.

En España la palabra sándwich generó sus dudas, “como si lo mejor no fuera ignorarlo y olvidar tan exótica, áspera y fea palabreja, teniendo como tenemos nuestro castizo emparedado”, decía la revista Alrededor del mundo en 1917.

“Dígase el sándwich, la sándwich está mal dicho. La palabra en inglés es neutra, y tampoco habíamos de decir lo sandwich”, continuaba el artículo que aconsejaba “o pedir emparedados como Dios manda, o de pedir sándwiches pedir de dos para arriba”.

Diez años después, el sándwich ingresaba en el Diccionario de la Real Academia.

FUENTE: TN